Seguinos

Campo

Pérdidas irrecuperables por la sequía y el calor

14 de enero de 2022

El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Horacio Salaverry, aseguró hoy que la sequía “está pegando muy duro” al punto que “hay pérdidas irrecuperables» en gran parte del territorio bonaerense y definió que “la cosecha está muy complicada”.

“Hay pérdidas irrecuperables, sobre todo en el maíz, que en el mes de enero necesita mayor cantidad de agua. La soja tiene más probabilidades (para soportar la falta de lluvias) pero indudablemente también va a afectar la cosecha”, dijo el titular de Carbap en declaraciones a radio Provincia.

Por otro lado, detalló que “en la ganadería el gran inconveniente es el achicamiento de los campos porque las pasturas no vuelven».

«Un día de calor como hoy, un animal adulto puede consumir hasta 80 litros de agua, por lo que los productores tienen que estar atentos”, señaló tras referir además a los incendios y los problemas que se generan.

En ese marco, el dirigente planteó que esperan ayuda del gobierno bonaerense a través de la Ley de Emergencia, sobre la que pidió modificaciones porque consideró «que no es práctica».

Además, señaló que la «merma en la cosecha no sólo genera inconvenientes para los productores” sino también al país «porque habrá un menor ingreso de divisas».

Para Salaverry, “el grueso de ingresos de divisas se produce en abril a través de la cosecha y la baja en toneladas puede complicar la situación cambiaria en el país”.

Por último, se refirió a las medidas en relación con la exportación de la carne y expresó que «hubo inconvenientes a partir del decreto presidencial de mayo- junio de 2021. Luego se empezó un trabajo con el ministro (Julián) Domínguez para liberar mayor parte de los animales para la exportación pero sacó dos resoluciones muy complicadas».

«Si bien no estamos en contra de ver qué se puede hacer con el precio de los siete cortes para el mercado local, no nos parece que se deba estar así dos años”, opinó.

Por otro lado, criticó las declaraciones juradas que se exigen para la exportación al afirmar que “el ministro se había comprometido a que no iba a haber esas restricciones”.

Campo

Congreso ‘A todo trigo 2022’

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, afirmó hoy que no habrá cambios en las retenciones y que se exportará "todo lo que podamos", aunque aclaró que primero hay que abastecer el mercado interno, al participar de la apertura del Congreso "A todo trigo 2022" en la ciudad de Mar del Plata.

"No vamos a tocar las retenciones, acá no hay impedimentos para exportar y vamos a exportar todo lo que podamos, como todo país soberano primero abastecemos el mercado interno y luego exportaremos todo los que podamos", dijo el titular de la cartera agropecuaria durante el Congreso que se lleva a cabo en el hotel Sheraton.

"El mundo está necesitando alimentos, la coyuntura del mundo nos da la razón y están reclamando todos los países a nivel global alimento", manifestó.

En esa línea, precisó: "Hemos anticipado 10 millones de toneladas de la próxima cosecha, más decisión que ésa", a lo que agregó: "lo que les digo es que están todas las condiciones para exportar y hay que aprovechar estas circunstancias y este camino, que se abre para los países productores de alimento. Tenemos que tener confianza con lo que estamos haciendo", remarcó.

"Yo estoy convencido de que debemos estar unidos, de que no podemos perder más tiempo a qué sector político perteneces y el sector sabe hacerlo y tiene capacidad. Cada uno tiene que hacer lo que tiene que hacer desde su lugar y a mí me toca ser ministro, y durante este periodo construiré todos los puentes posibles para que podamos producir para la Argentina y para lo que es la seguridad alimentaria mundial", afirmó Domínguez.

Asimismo, se refirió a la resolución del Ministerio sobre la aprobación del trigo HB4, al expresar que "el HB4 permite que para las zonas de menor rendimiento y de más inestabilidad climática poder garantizar su rendimiento, y no podemos privar al productor de esto por inseguridad en el mercado".

En esa línea sostuvo que "hay que apostar por la tecnología, por la biotecnología, el futuro, la revolución del campo argentino va por la biotecnología y la genética y ese partido hay que jugarlo con el INTA, con nuestros técnicos y científicos tenemos que tener confianza con lo que estamos haciendo", destacó.

Al referirse a la biotecnología, Domínguez manifestó: "Estoy convencido de que el cambio climático vino para quedarse y el escenario de los negocios de la Argentina y del mundo van por la biotecnología, por el conocimiento".

"Yo deseo fervientemente que exportemos 200 millones de toneladas, en el 2010 decíamos queremos exportar 150 millones de toneladas en el 2020 y ojalá que podamos exportar 200 millones de toneladas, y ojalá que podamos acrecentar la incorporación de nuevas hectáreas", enfatizó.

"Uno sale de Luján y la Argentina es un país agropecuario y debemos reconocer que el sector seguirá siendo decisivo. Yo defiendo al productor, por un tema cultural si no hay producción al país le va mal, lamentablemente la Argentina depende mucho del sector y digo lamentable porque seria bueno que dependiéramos de otros sectores y no sólo del productor", afirmó.

"Y no voy a decir que la guerra (Ucrania-Rusia) que es una oportunidad porque suena feo, pero nos deja un camino enorme; esta no es la guerra del combustible o del gas, es la guerra de las proteínas. Un país puede bancarse no tener gas, pero lo que no puede soportar es no tener alimento y estamos en la antesala", advirtió Domínguez.

En esa línea, el ministro señaló: "A nosotros no nos agarra mal parado. Estuvimos en la cumbre de los ministros del Caribe y de América Latina y hay una preocupación enorme y ven en nosotros un potencial, que si ajustamos y ponemos a punto el motor podemos dar respuesta a esa demanda mundial y podemos aprovechar esa demanda para el país".

Continuar Leyendo

Campo

Incorporan casi mil oficiales a la Policía Rural

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, encabezó el acto de egreso de los primeros 993 oficiales de la nueva Policía Rural, donde aseguró que esa especialidad dentro de la fuerza "es una respuesta concreta y de fondo a un problema estructural que acarrea" la provincia de Buenos Aires.

Se trata de una fuerza especial con oficiales capacitados para recorrer todo tipo de superficies y enfrentar el delito rural.

Durante el acto, que se desarrolló en el municipio de Olavarría, Kicillof estuvo acompañado por los ministros de Seguridad, Sergio Berni; de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez; y de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, el mandatario dijo que "el objetivo de esta transformación de la policía es la profesionalización de la fuerza".

"Parece exagerado hablar de un día histórico, pero estamos dando inicio a nuevo cuerpo de la policía. De los 135 municipios que hay en la provincia, 100 son de carácter rural. Entonces, uno se pregunta ¿cómo no se hizo antes? Este es un cuerpo especial formado y preparado para abordar la problemática de la seguridad en ambientes rurales", dijo el gobernador.

En ese marco, Kicillof manifestó que "la provincia arrastra problemas estructurales" y opinó que su administración considera que éstos "no se solucionan ocultándolos o no nombrándolos, sino enfrentándolos y llevando adelante transformaciones profundas con recursos, inversión, creatividad, trabajo y coraje".

"El cuerpo de policía rural viene a atender una problemática específica y distinta", recalcó el mandatario y puso de relieve que, desde que asumió se implementó un cambio en la formación policial y no contaba con recursos científicos´.

Sostuvo que "en dos años y en pandemia hicimos una inmensa inversión en equipamiento, infraestructura y formación porque se le pide mucho a la policía, pero no hay nada que podamos hacer con marketing y afiches en las rutas. Se necesita trabajo en serio".

Así, graficó que se debieron crear una escuela de manejo y otra de tiro "porque no existían" y rememoró que "se formaron camadas de policías en 6 meses".

"Era necesario abordar el problema de la formación y preparación de la policía y rediseñar sus cuerpos para readecuarlos a las problemáticas actuales", indicó al respecto.

"Todos estos cadetes provienen del ámbito rural, conocen la problemática, el terreno, el modo de vida y las tareas. Ellos participan de los anhelos y las esperanzas de este pueblo. Tenemos que estar todos satisfechos porque sabemos que la provincia es atacada y se dice que es inviable. Están equivocados. La provincia tiene una enorme potencia", continuó.

Al dirigirse a los cadetes, Kicillof pidió "trabajar en el marco de los derechos humanos" y les recordó: "Dentro de la ley, todo y fuera de la ley, nada".

En tanto, Berni expuso que "hoy es un día muy especial porque estamos saldando la palabra empeñada y generando respuestas de fondo a un problema estructural" y rememoró que "el gobernador materializó el compromiso que había adoptado".

"El gobernador tomó el compromiso no sólo de reforzar la seguridad rural, sino de crear un cuerpo especial que se dedique a delitos rurales. Parecía una utopía cuando en plena pandemia lo planteamos junto a los productores rurales y organizaciones del agro. Kicillof dio la orden y creó la especialidad de policía rural, la Escuela y se reclutaron 12 mil aspirantes a oficiales".

Por último, sostuvo que "luego de una selección, hoy egresan 993 oficiales especialistas en seguridad rural con entrenamiento para que los productores sepan que hay agentes que cuidan sus intereses, pero también a sus familias en una estancia, un puesto o una chacra".

Continuar Leyendo

Campo

Toda la información del día 7/3/2022

Continuar Leyendo