Seguinos

Policiales

Cae banda que asaltaba a jubilados

Durante los allanamientos se incautaron armas de fuego, dinero en efectivo, vehículos y objetos de valor.

30 de noviembre de 2020

Una mujer y un hombre acusados de liderar una organización delictiva, a la que se le atribuyen al menos 11 entraderas en viviendas habitadas por adultos mayores en la ciudad, fueron detenidos tras una serie de allanamientos simultáneos, en los que se secuestraron además más de 28.000 dólares, cerca de 120.000 pesos y tres vehículos.

Los detenidos tenían además un pedido de captura activo por un hecho de robo agravado, por parte del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 48 de la Ciudad de Buenos Aires.

Los procedimientos que permitieron desarticular esta organización fueron realizados en ocho domicilios en distintos puntos de Mar del Plata, en los que resultó aprehendido además un hombre por tenencia ilegal de arma.

En el marco de la misma causa, además fueron procesados otros dos sujetos, de 38 y 32 años, y una mujer de 37, también por el delito de tenencia de arma.

La investigación de los robos atribuidos a esta organización está a cargo del fiscal Mariano Moyano, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 13, con intervención del Gabinete de Robos Calificados a Viviendas de la Delegación Departamental de Investigaciones local, y personal de la Comisaría 2da.

Fuentes del caso indicaron que «a partir de distintas declaraciones testimoniales, análisis de cámaras públicas y privadas, intervenciones telefónicas y cruce de datos de antenas», se logró determinar la identidad de los autores de una serie de robos en casas y departamentos del centro y macrocentro marplatense.

Con las pruebas colectadas, el fiscal obtuvo de la Justicia de Garantías las órdenes de allanamientos y de detención.

En los allanamientos se secuestraron 28.730 dólares, 118.500 pesos, un revólver Galant calibre .22 con la numeración suprimida, una camioneta Ford Ranger, un Renault Fluence, un Fiat Palio Weekend, ocho teléfonos celulares, once relojes, tres gorros utilizados en distintas entraderas, una llave magnética clonada de uno de los edificios atacados, y tres cadenas, dos pulseras y tres anillos de oro.

Fuentes policiales indicaron que durante los procedimientos se estableció que el líder de la banda vivía en una vivienda de dos plantas con piscina climatizada, mini gym, obras de arte y media docena de gatos persa, cuyo valor ronda los 60.000 pesos cada uno.

Los 11 hechos que se le atribuyen a esta organización ocurrieron entre el 27 de junio y el 17 de octubre últimos, y en ellos resultaron víctimas diez mujeres de entre 62 y 91 años, y un hombre de 73.

En el primer hecho, una mujer denunció que dos hombres y una mujer robaron 24.000 dólares, 5.000 pesos y joyas de oro tras ingresar a su departamento ubicado en Libertad al 3000, tras engañarla para obtener una copia de la llave.

En otro de los robos, una mujer fue reducida en el pasillo de su edificio, en avenida Colón al 1400, por tres hombres que habían ingresado con una llave clonada y que tras amenazarla con un arma blanca le robaron 5.000 dólares y 20.000 pesos. 

En tres casos, las víctimas denunciaron que fueron abordados en el hall de ingreso a sus departamentos, al salir a retirar supuestas encomiendas: en uno de ellos, los delincuentes robaron un millón de pesos y 5.000 euros.

En el último hecho, ocurrido el 17 de octubre, una mujer fue reducida al salir a atender a un presunto trabajador de Correo Argentino que había tocado el timbre, y tras pedir auxilio a los gritos, un vecino llamó al 911 y personal del Comando de Patrullas logró la aprehensión de uno de los sujetos que fue procesado acusado de integrar esta banda, quien intentaba escapar por un caño de gas exterior desde un cuarto piso.

Fuentes del caso indicaron este domingo que «se espera poder seguir avanzando a partir de los elementos de prueba obtenidos durante los allanamientos».

Policiales

Tren de la alegría al pánico

Uno de los “Barcos Pirata” que recorre las calles de la ciudad con turistas, entre ellos varios niños, fue atacado, según denunciaron los pasajeros, con gas pimienta y tuvieron que bajar para poder recuperarse al igual que Jack Sparrow y Spiderman, los animadores que iban en el transporte.

Todo quedó registrado por un pasajero que filmó el evento. La situación fue repudiada por los pasajeros porque viajan familias con niños, y además denunciaron que fue una pelea entre los propietarios de micros conocidos como “Barco Pirata”.

Además, se generó un caos en el lugar, con gritos y desesperación de la gente que iba en el micro y que no sabían qué era lo que estaba ocurriendo.

"Acá está toda la gente que se bajó descompuesta. Esa señora que está ahí le tiraron el gas en la cara, entró por la ventanilla que estaba ella", comentó el hombre que grabó el video.

Según testigos de lo ocurrido, algunas personas se descompensaron y tuvieron que ser asistidas cuando se bajaron en Luro y La Rioja, a escasos metros del municipio.

"Nos picaba la garganta, no podíamos respirar bien", contó Cristian Campi en declaraciones al canal de noticias TN, que fue quien grabó el video. Además, el hombre comentó que la gente de los negocios ayudó a los afectados con el gas pimienta, y luego continuaron el viaje.

Campi también comentó el trascendido de la pelea entre propietarios de los micros y dijo que a través de las cámaras del municipio se podría detectar quien fue que tiró el gas pimienta.

En tanto, Gustavo, el dueño del micro dijo que todo se trató de una discusión familiar y que nada tenía que ver con algo laboral ni disputa entre dueños de micros.

"Fue una discusión familiar, pero no fue por el tema del barco pirata. No nos peleamos por pasajeros ni por boletos", comentó el hombre en diálogo con TN.

Y agregó: "una pasajera dijo que no podía respirar bien y que pasó una moto que tiró algo pero no fue gas pimienta y por eso paramos para que la atiendan, y luego seguimos".

Continuar Leyendo

Policiales

Robos por más de un millón y medio de dólares

Dos de los cuatro hombres acusados de integrar la banda delictiva que cometió en los últimos meses una seguidilla de robos en departamentos de la ciudad, en los cuales logró apoderarse de más de un millón de dólares, 42 millones de pesos, alhajas y joyas, se entregaron y quedaron detenidos, informaron fuentes judiciales.

La Justicia ordenó que sean trasladados a la unidad carcelaria 44 de Batan y serán indagados por el fiscal Fernando Berlingeri, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 14 del Departamento Judicial de Mar del Plata.

En tanto, se especula que en las próximas horas se entregue el resto de los integrantes de la banda, informaron fuentes de la pesquisa.

El caso es investigado por el fiscal Berlingeri y por el personal de la DDI de Mar del Plata, quienes ya lograron identificar a los sospechosos tras un peritaje clave en distintos teléfonos celulares, en los que se recuperaron mensajes donde reconocían distintos robos.

Los pesquisas creen que la banda cometió al menos cuatro robos en los últimos seis meses en departamentos del macrocentro y de la zona de Playa Grande, en el sur de la ciudad.

Los procedimientos tuvieron lugar en una vivienda del barrio privado "Rumenco Joven", ubicado en avenida Jorge Newbery; en una casa en la calle French al 5300; un inmueble en San Juan al 4100; en una vivienda de la calle Laprida al 5000 y en un inmueble que actuaba como "cueva" en Catamarca al 2200.

Los investigadores creen que en el marco de los robos los ladrones se alzaron con una suma muy importante de dólares y en pesos, como así también alhajas y joyas.

Entre los sindicados como autores de los hechos, hay un comerciante, el dueño de una concesionaria y propietario también de una "cueva" (comercialización de venta y compra de moneda extranjera), situada en el macrocentro de esta ciudad.

Según la investigación, los delincuentes aprovechaban que los dueños de los departamentos asaltados no estaban en la vivienda al momento de ingresar a robar.

Para los pesquisas, el primero de los hechos se produjo el 28 de julio en un edificio de la calle Moreno al 3000 y, unos días más tarde, la misma banda cometió otro robo en el mismo domicilio al aprovechar que sus moradores estaban de viaje.

Otro de los robos ocurrió el 13 de noviembre en la calle Bolívar al 3500 y el último sucedió el 20 de enero en un departamento de la calle Rodríguez Peña al 100, en plena zona de playa Grande.

La sospecha de los investigadores es que, para ingresar a los departamentos, los ladrones obtenían copias de las llaves de la puerta de ingreso, tanto del edificio como de la vivienda.

Continuar Leyendo

Policiales

CAEN CON LA LLAVES EN LA MANO

A través de las cámaras del COM se desarticuló una banda que clonaba llaves e ingresaba a robar a domicilios particulares

Luego de una serie de allanamientos, se detuvieron a tres personas. Además se secuestraron dos vehículos, una moto, un cuatriciclo, oro, relojes, llaves de autos y máquinas contadoras de billetes.

La Municipalidad -a través de la Secretaría de Seguridad- informó que tres personas fueron detenidas gracias a la base de datos de las cámaras lectoras de patentes que funciona en el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM).

Hace un tiempo -y con la copia de la llave magnética de un edificio- delincuentes ingresaron a uno de los departamentos y sustrajeron una suma importante de dinero.

En conjunto con el personal de DDI, desde la Secretaría de Seguridad se examinaron los registros fílmicos de las cámaras del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM), determinándose el número de patente del vehículo en el que se movilizaban los delincuentes.

Se cargó el dominio del rodado en la base de datos de las cámaras LPR (sistema de detección de vehículos con pedidos de secuestro) con el que cuenta el Municipio. Allí se pudo determinar las zonas que frecuentaban esas personas y que, además, utilizaban otros rodados para desplazarse. Se analizaron esas otras patentes y se detectaron dichos vehículos en las inmediaciones de otras tres viviendas donde también habían robado.

Fue así que este miércoles, personal de la DDI allanó cinco domicilios en los barrios Rumencó Joven, Villa Primera y Bernardino Rivadavia, además de la Plaza Peralta Ramos y en la esquina de Funes y San Lorenzo. Se secuestraron, entre otras cosas, las prendas de vestir que habían utilizado los investigados durante los hechos delictivos, dos vehículos, una moto, un cuatriciclo, oro, relojes, llaves de autos y máquinas contadoras de billetes.

Además, tres personas fueron aprehendidas (una mujer y dos hombres) y se les formó una causa penal por encubrimiento. Uno de ellos clonaba las llaves con las que ingresaban a las viviendas y el otro reducía el oro y las joyas sustraídas y les cambiaba moneda extranjera a los sindicados.

Continuar Leyendo