Seguinos

Policiales

Joven imputado por correr picadas

20 de noviembre de 2020

Luego de una persecución, un joven de 20 años que corría “picadas” con su automóvil por la costa fue interceptado por efectivos policiales, por lo que la fiscalía de Delitos Culposos dispuso que se le secuestre el vehículo y la licencia y que se le forme una causa penal por  el hecho.

Todo se inició en la zona de Urquiza y la costa, donde personal de la comisaría novena que hacía una recorrida de rutina observó a un auto con varios jóvenes como ocupantes que circulaba a una velocidad elevada.

Acto seguido, los uniformados intentaron interceptar al rodado en cuestión, pero su conductor decidió darse a la fuga, por lo que se desató una persecución que se extendió por varias cuadras.

Una vez que se logró obstruir el camino del automóvil en fuga, los jóvenes que circulaban en el mismo, principalmente su conductor, se mostraron reticentes a colaborar con el procedimiento policial, por lo que, además de la infracción por trasladarse a alta velocidad, se le iniciaron actuaciones por resistencia a la autoridad.

En el caso intervino la fiscalía de delitos culposos, a cargo de Pablo Cistoldi, quien dispuso que al joven conductor se le impute la infracción al artículo 193 bis del Código Penal que refiere a que  “será reprimido con prisión de 6 meses a 3 años e inhabilitación especial para conducir por el doble del tiempo de la condena, el conductor que creare una situación de peligro para la vida o la integridad física de las personas, mediante la participación en una prueba de velocidad o de destreza con un vehículo automotor, realizada sin la debida autorización de la autoridad competente”.

Además de retenerle el vehículo que manejaba, al conductor se le retuvo  la licencia de conducir, la cual fue puesta a disposición de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que evaluará si el joven puede volver a manejar o no.

Policiales

MATAN A REMISERO

Continúan los hechos de inseguridad ante la falta de presencia policial en las calles. Y en esta ocasión con un desenlace trágico.  Un remisero informal al realizar un viaje a Tierra del Fuego al 2800,  cerca de la medianoche es abordado por al menos dos sujetos.

Por circunstancias que la policía tratan de establecer, el trabajador del volante fue atacado por un de los sujetos que le dispara con un arma de fuego y huye en una moto, mientras que su cómplice lo hace  en el auto de la víctima.

La víctima fue identificada como Carlos Guzman de 55 años. Y desde el COM se  trabaja sobre el análisis de cámaras, al tiempo que se solicitó el pedido secuestro del auto robado entre otras medidas dispuestas por la justicia.

Continuar Leyendo

Policiales

MADRUGADA VIOLENTA

Dos casos de violencia urbana se registraron esta madrugada en la ciudad. Un enfermero de 34 años que cumplía sus tareas en el Hospital Interzonal (HIGA)  fue agredido por un sujeto enojado porque debía esperar, propinándole un golpe de puño en el rostro, según informó el parte policial de la guardia del nosocomio provincial.

 La situación fue advertida por personal policial, que procedió aprehender al agresor de  31 años quien fue trasladado a  Tribunales por disposición del Dr. De Marco, de la UFI de Flagrancia en turno, iniciándose actuaciones por ‘Lesiones y Amenazas.

EN BARRIO LIBERTAD

El otro de los casos de violencia extrema ocurrió a última hora de ayer en el barrio Libertad a raíz de un  conflicto vecinal que culminó en la aprehensión de dos personas mayores de edad.Tras un llamado al 911, el personal de la Comisaria 6ta se movilizó hasta el domicilio de una mujer de 35 años donde minutos antes un hombre de 38 años la habia agredido intentando ingresar a su casa.

Ante esto, tomó dos botellas con tela tipo Molotov y las arrojó sin llegar a encenderlas, siendo reducido por vecinos. Minutos después, una mujer de 25 años se hizo presente en el mismo lugar. Queriendo confrontar con la víctima, la agredió con un pico de botella, ocasionándole heridas cortantes leves en la muñeca izquierda, según informó el parte policial.

Ambos agresores fueron aprehendidos y se secuestraron dos petacas de bebida alcohólica. Uno de ellos no pudo ser conducido a la Unidad Penal por sufrir un elevado cuadro de intoxicación siendo trasladado al HIGA para su asistencia. Los dos imputados cuentan con antecedentes penales.

Intervino en el hecho  Gastón De Marco de la UFI de Flagrancia quien ordenó para con el masculino que se ha notificado de la formación de causa por el delito de DAÑO y alojado en la Unidad Penal N°44 de Batán; y respecto a la femenina que se trasladada al Destacamento Femenino por los delitos de lesiones agravadas por el uso de arma impropia y lesiones leves.

Continuar Leyendo

Policiales

Pesar en el colectivo LGBTIQ+

En medio de la investigación por la muerte de un hombre en  el barrio Alta Camet, en la zona norte de Mar del Plata, se dio a conocer su identidad. Se trata de Héctor Alberto Juárez, de 56 años, y más conocido como "La Pancha Quebracho". Un reconocido artista transformista del circuito under. Hondo pesar en el ambiente del espectáculo en salas y locales del under, vinculados con al colectivo LGBTIQ+.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el artista fue encontrado ayer muerto sobre un charco de sangre en su vivienda. De acuerdo con los voceros, dos amigos fueron a visitarlo y, al no obtener respuestas, ingresaron y lo encontraron fallecido, por lo que llamaron al 911.

Al lugar arribó luego personal de la comisaría 15ta. y del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) que constató el deceso y que la víctima presentaba el menos una lesión en la cabeza.

En un primer momento, la fiscal Romina Díaz, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Mar del Plata, inició actuaciones por "averiguación de causales de muerte", aunque esta mañana la autopsia estableció que Juárez fue asesinado a golpes en el cráneo, por lo que la causa pasó estar caratulada como "homicidio".

Juárez era conocido en el circuito artístico local por ser uno de los primeros transformistas que hubo en la ciudad en la década de 1990, y desde entonces realizaba shows y espectáculos en salas y locales del under, vinculados con al colectivo LGBTIQ+.

La víctima vivía sola en un construcción precaria en las afueras de la ciudad, y según sus allegados, desde hacía tiempo se dedicaba a recolectar cartón y elementos para recicla, para poder subsistir.

Continuar Leyendo