Seguinos

País

Jornada de lucha de Cicop

Las protestas serán en los 80 hospitales provinciales, municipales y centros de atención.

15 de octubre de 2020

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop) bonaerense ratificó la jornada de lucha para este jueves en los 80 hospitales provinciales, municipales y centros de atención, en reclamo de la implementación de «licencias por desgaste y una actualización salarial», no obstante el llamado oficial a paritarias para el próximo lunes.

La organización sindical provincial informó en un comunicado que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, convocó al gremio a discutir paritarias a los profesionales de la salud comprendidos en la Ley 10.471 para el lunes 19, luego de «varios meses de reclamos».

Sin embargo, ratificó la jornada de protesta de este jueves porque ya hay 142 trabajadores del sector muertos por la pandemia de coronavirus y 23.538 contagiados, señalaron los dirigentes.

Marta Márquez, titular de la Cicop, que reúne a 13 mil afiliados en la provincia, sostuvo que el Congreso de Delegados que sesionó el viernes último de forma virtual decidió por «amplia mayoría» la jornada de lucha con «acciones locales y simultáneas».

Los actos de protesta fueron convocados para las 11 de este jueves en todos los hospitales y centros de salud e incluirán aplausos, cortes de calles, «semaforazos» y otras actividades para visibilizar «la grave situación de los trabajadores bonaerenses».

A partir de la convocatoria oficial a paritarias, la Cicop decidió realizar asambleas entre el 19 y el 23 de este mes en todas las seccionales, y un nuevo Congreso de Delegados.

Ese nuevo encuentro de los representantes de base se realizará el mismo 23 y, en fecha a determinar por sus participantes, el sindicato convocará a una caravana hacia la ciudad de La Plata en demanda del otorgamiento de un aumento salarial que «se relacione con los graves riesgos que implica la tarea del cuidado de la salud», recalcó Márquez.

La Cicop también exigirá al Gobierno provincial el pago de «la deuda pendiente por la paritaria de abril último y el otorgamiento de licencias para recuperar la salud, luego de tantos meses en los que los trabajadores estuvieron expuestos al virus».

País

Municipales van al paro por el mal funcionamiento de IOMA

Para el próximo martes 30 de agosto, la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) convocó a un paro por 24 horas y movilización a Capital Federal. Esto se debe al mal funcionamiento del IOMA e IPSA entre otros reclamos. En consecuencia ese día no habrá actividad en ninguna dependencia del municipio de la provincia de Buenos Aires. Asi lo informó en un comunicado el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) de General Pueyrredón.


Por otra parte, el STM se declaró en estado de alerta y movilización al informar que el Ejecutivo no aceptó la propuesta del gremio de 20% de suba en agosto y un 10% para septiembre. La contrapropuesta fue pagar en septiembre y noviembre. Eso fue rechazado por el Sindicato.
Las negociaciones paritarias entre el gremio y el gobierno municipal entraron en conflicto. Al igual que ocurre en la mayoría de los gremios, la inflación impacta de lleno en la negociación y hace difícil que las partes arriben a un entendimiento.


En ese contexto el Sindicato de Municipales propuso al gobierno de Montenegro acordar un aumento salarial del 20% para el mes de agosto y un 10% para septiembre.Esa solicitud fue rechazada por el Ejecutivo y como contrapropuesta ofreció abonar los aumentos en los meses de septiembre y noviembre.


Desde el gremio confirmaron que eso fue rechazado por los trabajadores y por ende se dispuso decretar un estado de alerta y movilización.

Continuar Leyendo

País

A DOS MARCHAS, ENTRE ADHESIONES Y RECLAMOS

La CGT, la CTA, al igual que nucleamientos de izquierda y organizaciones sociales  pugnaron por ganar las calles. Los trabajadores afines al gobierno lo hicieron desde el Obelisco hacia el Congreso en rechazo de "los formadores de precios y la especulación". En tanto, las organizaciones sociales y partidos de izquierda llamaron a una jornada de lucha alternativa contra "el ajuste y en apoyo de las luchas", por lo que se movilizaron hacia Plaza de Mayo.

"Decirle al Presidente que tome las medidas que tenga que tomar, que el pueblo argentino lo va a acompañar, que los siente en la mesa. Que no sea un ultimátum, pero algo tienen que hacer con los que remarcan los precios todos los días. No pueden llevársela de arriba porque estos tipos vienen ganando desde la Dictadura militar a la fecha y nunca fueron solidarios con el pueblo argentino", sentenció el líder de Camioneros, Pablo Moyano, en medio de una conferencia de prensa, en la cual advirtió: “Esta puede ser la primera marcha que realicemos porque si siguen sacándole el plato de comida a los argentinos, nos vamos a seguir movilizando".

"Y después tres pedidos: paritarias libres, que aquellos compañeros que no llegan a fin de mes puedan ser resarcidos con un bono o una suma fija y universalizar las asignaciones familiares por hijo que hoy de 6 millones registrados solo las cobran dos", agregó Moyano, 

Por su parte, el legislador porteño de Izquierda, Gabriel Solano aseveró que la marcha de la Izquierda a Plaza de Mayo, a diferencia de la CGT y CTA, es "el reclamo genuino de los trabajadores: un salario mínimo de $110.000, que es la canasta de pobreza. No es posible que el salario mínimo sea compatible con la línea de indigencia".

"Hace faltan paritarias con ajustes mensuales por inflación, un aumento de emergencia a los jubilados y no lo que dio Massa que no alcanza para nada y generación de trabajo, nada de eso estuvo en el acto en el Congreso. El acto de la CGT fue un acto semioficialista, no quieren criticar al gobierno que está aplicando el ajuste del FMI en Argentina", remarcó en diálogo con LN+.

A todo esto, los diputados radicales Mario Negri y Ricardo Buryaile recordaron los 13 paros generales que la CGT le hizo Raúl Alfonsín, el primer gobierno de la democracia después de la dictadura militar. "No representan a los trabajadores, defienden los intereses de dirigentes ricos", disparó Negri.

Foto Telam

Continuar Leyendo

País

Cómo saber si una vivienda consume la energía, acorde al bolsillo

 A partir de septiembre, el Gobierno aplicará las nuevas tarifas de electricidad, gas y agua con recortes en los subsidios. En el servicio de electricidad, por ejemplo, el subsidio de la tarifa será por un consumo de hasta 400kw/h por período. Si el usuario se excede de ese cupo, pagará el valor pleno o total por cada Kw/h de consumo adicional. Considerando este escenario es indudable que los consumidores no solo tienen que incorporar nuevos hábitos en el uso de la energía, sino que también tienen que convertirse en controladores de los kilowatts/hora consumidos, en el caso de la electricidad, para no pasarse del límite establecido.

A esto se le sumará en muy poco tiempo la quita del subsidio al gas y el consecuente aumento de este servicio, que hará aún más que los consumidores sean expertos sobre el consumo de la energía doméstica. Hoy existen diferentes soluciones y herramientas que ayudan a reducir el consumo: iluminación led, implementar una aislación térmica eficiente de muros; aberturas también eficientes, calefones solares, electrodomésticos de bajo consumo, entre otros; y así mismo, hay calculadores online con los cuáles se puede medir la energía que se lleva consumida en el mes. Pero este compromiso y esfuerzo no puede recaer solo en los consumidores. Deberían existir otros sectores involucrados que podrían colaborar muchísimo en esta reducción de consumo y de demanda energética. Y el de la construcción es uno de ellos.

“Se estima que en Argentina el consumo de gas natural en espacios habitables, como viviendas, comercios, oficinas, espacios de recreación, salud, entre otros, equivale al 57% y la electricidad, al 35%. Por este motivo, la mejora de la eficiencia energética de espacios habitables puede ayudar a reducir el consumo de acondicionamiento interior en más del 50%, lo que impactará no solo  a nivel individual sino  a nivel nacional en ahorros de facturas domiciliarias y  en el abastecimiento a todo el país, y  generando así mismo  una reducción a más de la mitad de las emisiones de CO2, uno de los gases responsables del cambio climático”, comenta Guillermo Simón Padrós, integrante del grupo de instituciones por el etiquetado energético de viviendas.

A partir de ahora no sólo debería ser importante saber cuánto se va a pagar por el inmueble a la hora de comprar o alquilar, sino también comprobar que sea eficiente energéticamente, ya que de no serlo, generará gastos extras. Por lo tanto, conocer el nivel de eficiencia energética se vuelve una prioridad. Aunque en Argentina es una herramienta relativamente nueva y poco conocida, en muchos países del mundo se implementa el etiquetado energético de un inmueble, que permite saber cuán eficiente es energéticamente la propiedad.

El etiquetado energético de una propiedad es similar a las etiquetas que se conocen en los electrodomésticos. Es un documento en el que figura la Clase de Eficiencia Energética en una escala que va desde la «A» hasta la «G», que mide la energía (y el consumo) que se utiliza para calefacción en invierno, refrigeración en verano, agua caliente de uso sanitario e iluminación.
Es decir, se trata del denominado Índice de Prestaciones Energéticas (IPE) que varía para cada vivienda y región del país. Existen siete clases de eficiencia, identificadas por un código de colores y letras que van desde el verde con la letra A para las propiedades más eficientes, hasta el rojo con la letra G para las menos eficientes, asociadas a los valores del IPE. Un edificio o una vivienda es más eficiente energéticamente que otro, si para alcanzar un mismo grado de confort, consume menos energía.

Beneficios de calificar

El calificar las propiedades trae muchos beneficios entre los cuales se pueden destacar:

·         Reducción del consumo de energía y ahorro económico, ya que permite conocer cuáles son los parámetros a modificar para aumentar la eficiencia energética. y reducir la demanda de energía, con impacto directo en las facturas de electricidad y gas.

·         Puesta en valor del mercado inmobiliario

·         Mayor confort; vivir en una propiedad con calificación A permite llegar a niveles de temperaturas acordes para la salud sin consumir energía en exceso.

·         Cuidado del medio ambiente; al reducir el consumo de energía, se reduce el uso de recursos naturales, que pueden utilizarse para otros fines.

Gentileza Lic. Natalia Quintana Senior PR Specialist

Continuar Leyendo