Seguinos

País

Economías regionales en pandemia

7 de octubre de 2020

Como todos los meses, Coninagro publicó un relevamiento de las 19 economías regionales monitoreadas, en esta ocasión con datos de agosto 2020 para que el productor agropecuario pueda hacer un seguimiento de los indicadores que se analizan.

En este sentido, se indicó que aumentó la demanda de cítricos, mejoraron las exportaciones de peras y manzanas, y el sector lechero sigue en crisis.

Por el área de Economía de Coninagro,  el “Semáforo de Economías Regionales” busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis.

De acuerdo a los datos que revela la infografía, hay 4 actividades en rojo, 6 en amarillo y 9 en verde. Al respecto, el Área de Economía de Coninagro explicó que: “Los cambios principales se dan en la actividad de porcinos, básicamente por un cambio en la demanda que repercute en los precios en forma directa”. Y agregaron que: “Este cambio fue importante respecto de la evolución de los últimos meses”.

A su vez, el informe técnico destaca que: “El segundo cambio importante se muestra en Yerba Mate ya que va cerrado la cosecha 2020 con bajas sensibles en el volumen de producción, lo que afecta las perspectivas para este año inclusive importando materia prima desde Paraguay”.

Por su parte, el Ingeniero Agrónomo Sergio Riskin, que es presidente de la Primera Cooperativa Frutícola de General Roca, Río Negro, contó: “Pudimos llevar adelante la temporada tanto en la cosecha, la actividad de los productores en las chacras, como el empaque de frutas en la cooperativa, con dificultad, cumpliendo protocolos muy exigentes, pero hemos tenido resultado y pudimos trabajar toda la fruta”.

“La preocupación es para la próxima temporada, en la cosecha 2021 que comienza con la pera en enero. Sucede que la mayor parte de la fruta es cosechada por mano de obra que viene del norte del país, de Tucumán, Entre Ríos, Santiago del Estero, entre otras y no sabemos si los trabajadores rurales podrán venir por el tema pandemia”, agregó Riskin.

“En la planta de empaque el embalado de fruta es artesanal y hay gran aglomeración de gente”, indicó.

Para redondear, sostuvo que “los canales comerciales están” y señaló: “En cuanto al futuro somos optimistas porque la gente vuelve a lo natural y al consumo de alimento sanos, hay una búsqueda de conocer más acerca de los alimentos. El consumidor quiere saber cómo y quién lo produce y bajo qué normas de responsabilidad social y seguridad alimentaria”.

En otro orden, Nicolás Carlino, consejero de la entidad por Corrientes y productor de cítricos, explicó que la mejora en el sector se debe a “una demanda sostenida”, a la vez que “hay una caída de la producción, hay menos fruta, pero ante la alta demanda y baja oferta, suben los precios y eso mejora la performance del sector citrícola”.

“El aumento en la demanda de cítricos entendemos que se da porque la gente sabe que su consumo es beneficioso para tratar cuadros respiratorios”, remarcó Carlino.

Asimismo, los especialistas consideran que: “Algunas actividades, como la leche, han profundizado las características que las volvía actividades en crisis donde en el mes de agosto continúa la tendencia estancada en los precios y sin embargo no se dan perspectivas de modificación en el corto plazo. Similar situación se observa con el algodón, ovinos y tabaco, que continúan en rojo en este mes”.

Finalmente opinó el presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto y dijo: “Estamos en un momento complejo con la pandemia y la economía en general, pero tenemos que superar las adversidades. El productor todas las mañanas se levanta con el ánimo de salir adelante a pesar de los golpes del clima, con heladas, incendios, sequía. Este informe que hoy presentamos tiene producciones en crecimiento y actividades en crisis».

«No vamos a bajar los brazos, desde Coninagro queremos continuar trabajando para seguir produciendo, tener más hectáreas plantadas, más empleo y herramientas financieras para nuestras cooperativas”, concluyó.

País

El consumo cayó por segundo mes consecutivo

El consumo de los argentinos cayó 8,7% en abril interanual y sumó su segunda baja consecutiva, de acuerdo con un informe de la consultora privada Focus Market. Así, el acumulado del primer cuatrimestre del año reflejó un resultado negativo del 3,1%, pero un crecimiento del 53,6% en facturación, en comparación con el mismo período de 2021.

Según el informe, si bien el interior del país muestra tasas positivas, en marzo y abril de este año se evidencia una fuerte retracción. “En el acumulado 2022, el consumo aún persiste con tasas positivas en autoservicios. En el caso de las grandes superficies, muestra un pequeño crecimiento del 0,8%. Sin embargo, en abril, en forma desestacionalizada, todas las tiendas perdieron consumo. El ticket promedio de compra crece por la nominalidad de la inflación pero cae en volúmenes”, indicó en su informe la consultora.

El informe reveló que mientras una familia tipo requiere unos $ 42.500 mensuales para acceder a una canasta básica alimentaria, considerando el programa Precios Cuidados, por fuera de ese plan oficial la misma canasta requiere $45.000, a nivel país. Pero en Capital Federal y el primer cordón del conurbano bonaerense se necesitan entre $ 7.000 y $ 8.000 adicionales.

Al analizar la situación de consumo por productos, todos retrocedieron en abril: Alimentos y Cuidado Personal son los que registraron la mayor retracción, mientras que Bebidas y Limpieza presentaron variaciones negativas de menor magnitud en el acumulado 2022. El retroceso en Bebidas fue apalancado por las Alcohólicas, que cayeron 3,5% mientras que las que no tienen alcohol avanzaron 0,2%

En el marco del informe se consideró que las paritarias “intentan compensar la pérdida de poder adquisitivo de 9 millones de personas. Pero el resto de los argentinos viven de un ingreso no constante con su trabajo, comercio o pequeño emprendimiento”.

Continuar Leyendo

País

Fuman pipa de la paz

Desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) informaron que se dejó sin efecto el paro, por lo que el servicio de transporte público de pasajeros se normalizará en la ciudad.

Luego de varias  reuniones entre UTA y la representación de los empresarios tranviaruos, se acordó suscribir el acuerdo salarial, por lo que se anunció dejar sin efecto la medida de acción gremial dispuesta para jueves y viernes.

Cabe recordar que el reclamo fue en el marco del pedido para que los trabajadores del transporte de pasajeros del interior reciban el mismo incremento salarial que les otorgaron a los choferes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Continuar Leyendo

País

Audiencia pública: Aysa prevé subir 32% las tarifas

La Audiencia Pública en la que se debatirá el ajuste tarifario del 32% acumulado propuesto por la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) para este año, se realizará mañana a partir de la convocatoria realizada por la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio de Obras Públicas.

La Audiencia Pública, que estará a cargo del Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS), se desarrollará mediante una plataforma digital y comenzará este jueves a las 10.

La instancia de participación será presidida por el secretario de Obras Públicas, Carlos Augusto Rodríguez, en uso de las facultades de Autoridad de Aplicación del Marco Regulatorio para la prestación del servicio público de agua potable y desagües cloacales.

En la propuesta de actualización tarifaria, a través de dos incrementos del 20% en julio y 10% en octubre, la empresa pública describe una situación de "larga data", que implicó que "los actuales niveles tarifarios resultan sensiblemente menores a los establecidos como de equilibrio económico-financiero en el marco regulatorio".

"Los ingresos tarifarios no alcanzan a cubrir la totalidad de los costos derivados de la prestación de los servicios", aseguró la empresa presidida por Malena Galmarini en su presentación.

La empresa estatal indicó que a diciembre de 2021 los ingresos tarifarios solo cubrían el 49,5% de los costos operativos, situación que podría agravarse en caso de continuar con el congelamiento tarifario iniciado a principios de 2019, en el tramo final de la presidencia de Mauricio Macri.

Para evitarlo, la compañía propició un incremento inicial del coeficiente de modificación "K" del 20%, que pasaría del actual valor de 37,2918 a 44,7502 a partir del 1 de julio, más otro incremento del 10% en octubre, con lo que el coeficiente se ubicaría en 49,2252.

Los dos aumentos acumulados representarían una suba del 32% a lo largo del año.

AySA no recibió subsidios para el financiamiento de gastos corrientes en 2021, pero percibió $2.452 millones para la atención de gastos de capital, de acuerdo con el informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

La compañía reseñó la situación tarifaria a partir de 2002, cuando luego de la caída del régimen de Convertibilidad se renegociaron los contratos con las empresas de servicios públicos.

Por entonces, el servicio de agua corriente en el área metropolitana estaba a cargo de la compañía privada Aguas Argentinas.

"Desde el 2002 al 2011 el congelamiento tarifario fue absoluto", señaló, para agregar que ese último año se procedió a un aumento del 290% para una franja de 169.671 usuarios y del 74,35% para el resto.

En la gestión macrista se aplicaron sucesivos aumentos en las tarifas, en especial uno "singularmente importante" del 216,7% en 2016, que llevó la cobertura de costos a un 77%, indicó AySA.

Los últimos ajustes fueron todos en 2019, del 17% en enero y del 27% en mayo.

La semana pasada se llevaron a cabo una serie de tres audiencias convocadas por la Secretaría de Energía, en las que se analizaron los precios de producción de gas natural, la tarifa estacional de electricidad y la segmentación de subsidios en las tarifas en gas y luz.

La repartición dirigida por Darío Martínez reiteró que la totalidad de los beneficiarios de tarifa social de gas no serán alcanzados por un nuevo incremento durante este año, mientras que para los usuarios de electricidad del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) que tienen este beneficio, la nueva corrección no superará el 6% en promedio.

En tanto, el 10% de los usuarios residenciales de los servicios de gas y electricidad con mayor capacidad de pago dejarán de recibir el beneficio del subsidio a la energía, por lo que para la mayoría de los usuarios residenciales de Edenor y Edesur -excluidos quienes son beneficiarios de tarifa social- las facturas de luz tendrían una corrección en promedio de 17%.

Por su lado, esa corrección promedio para la mayoría de los usuarios de gas del país se ubicará en 21,5%, con leves variaciones según las regiones.

Continuar Leyendo