Seguinos

Ciudad

Un final anunciado

18 de agosto de 2020

La implementación del sistema de monitoreo satelital (Monpesat) supone el último golpe mortal para las lanchitas amarillas. Todo se encamina a su pronta desaparición.

El eslabón más débil del sector, es el más castigado y perjudicado con los excesos reglamentarios. Las autoridades deberían entender que la incidencia de la captura de estas lanchas no representa ni 1% de las capturas destinadas al mercado interno. La instalación de este sistema culminaría la existencia este amado patrimonio cultural.

Solo quince embarcaciones resisten la crisis, las medidas que los van alejando de lo que fue su trabajo de toda la vida, el achicamiento de la zona de pesca -pasó de 15 millas a 12 y eso hace que en muchas ocasiones no lleguen al lugar en el que se encuentra el recurso- y ya nada queda de aquella época de esplendor en la que llegó a haber un parque de 200 lanchitas amarillas trabajando en la banquina.

Carlos Greco es el vocero de los pescadores en crisis. Y dice no entender que es lo que pasa, aunque supone que de lo que se trata es de “sacarnos definitivamente para hacer aquí un espejo de agua, vaya a saberse con que destino” dice.

“Cada vez nos piden más cosas. Yo tengo una balsa que es para 10 personas y somos 6, y así y todo no podemos bajar a descansar porque  ahí guardamos todo lo que nos y no entramos”, señaló esta mañana, en el medio de una protesta llevada a cabo en la banquina local. Una situación desesperante que lo lleva a afirmar que “a veces se hace una diferencia y otras sólo se vuelve con lo necesario para pasar el día”, dice resignado.

“Nos piden un walkie-talkie para proa y otro para popa paro una lanchita que tiene diez o doce metros”, informa.

“¿Para qué semejante gasto en una superficie en la que nos escuchamos perfectamente con solo levantar la voz?”.

“Lo del posicionamiento satelital representa para nosotros un gasto tan absurdo como imposible. ¿Por qué quieren saber dónde estamos?. Cada vez que se vence un certificado de navegación y se exige la implementación del sistema de monitoreo satelital (Monpesat) es una condena a no volver a salir” concluye.

Una actividad en la que dos generaciones y en la que los jóvenes dicen estar por la plata. Saben que en tierra cada vez es más difícil conseguir trabajo y es la pesca la que les da una oportunidad. Pero seguramente dentro de veinte años se transformarán en hombres de mar como sus compañeros, que a los cincuenta sienten que esto no sólo es un trabajo sino una forma de vida. Una cadena histórica de recambio que ahora parece cortarse por el eslabón más débil: la falta de rentabilidad unida a los avances tecnológicos que la ponen fuera de toda chance de mantenerse unida.

Una situación crítica, la crónica de un final anunciado y la desaparición de una postal marplatense que además supuso una industria artesanal pujante, convertida a lo largo de las décadas en un símbolo de todo un sector de la ciudad. Ese que ahora, de la mano de la caída del recurso y la invasión de los modernos buques de media altura y costeros al área que supo marcar la actividad -la campaña de la anchoíta es tal vez el ejemplo más concreto- pareciera que todo lo que supo ser ya no es útil ni necesario.

Una actividad y muchos sueños que se van a pique irremediablemente…

Fuente Libre Expresión

Ciudad

Toda la información del día 26/5/2022

Continuar Leyendo

Ciudad

PORTADA DIGITAL DEL DIA 26/5/2022

Continuar Leyendo

Ciudad

Gabinete itinerante

El intendente, Guillermo Montenegro, continúa reuniéndose semanalmente con vecinos de distintos barrios. En el último tiempo, los encuentros se han llevado a cabo en Los Andes, Estación Camet, Malvinas Argentinas, El Progreso, Ameghino, Colinas de Peralta Ramos y Bosque Alegre.

La metodología consiste en tomar apunte sobre diversos temas que competen a cada zona con el objetivo de buscar acciones que puedan solucionar distintas situaciones planteadas. "Mantenemos estas reuniones desde el primer día de gestión. Esta es nuestra forma de trabajo. Escuchar a los vecinos es clave porque ellos saben dónde es mejor instalar una luminaria o una cámara de seguridad. Nadie conoce más que ellos su cuadra. Nos juntamos para dar soluciones a partir de la información que nos brindan cara a cara", afirmó al respecto el jefe comunal.  

Cabe destacar que para tratar las temáticas planteadas -las cuales varían en cada caso- el intendente es acompañado por gran parte de su gabinete, con representantes de las áreas de Desarrollo Productivo e Innovación, Salud, Seguridad, Asuntos de la Comunidad, Emvial, Emsur y Desarrollo Social, entre otras.

Continuar Leyendo