Seguinos

Ciudad

Hay protocolo playero

11 de agosto de 2020

A más de cuatro meses  para el inicio del verano, los concesionarios de playas presentaron su protocolo sanitario para la reapertura de los balnearios durante la pandemia por el coronavirus.

La normativa todavía debe ser revisada por el municipio, pero se trata de un documento consensuado entre referentes del sector. Cupos limitados de personas por carpa o sombrilla, cintas demarcatorias, cartelería específica, personal capacitado, entre las medidas sugeridas para garantizar los servicios al turismo.

Las medidas básicas propuestas son:

Con respecto al ingreso y egreso de los usuarios señala que se deberá completar una declaración jurada en donde conste que no se encuentran dentro de las causales previstas para la cuarentena, siendo razón de prohibición de ingreso aquellas personas que no suscriban la declaración jurada o que lo hayan informado en forma positiva o que manifiestamente presenten síntomas de la enfermedad. Este formulario será por única vez para los clientes habituales.

Deberán identificarse caminos diferenciados para los que entran y salen del balneario hacia la playa y/o  hacia la ciudad y se fijará el número máximo de personas autorizadas a estar en los diferentes espacios del balneario para garantizar el distanciamiento.

En las carpas solo se permitirá un máximo de 6 personas, al tiempo que la unidad de sombra deberá ser desinfectada diariamente al finalizar la jornada, lo que deberá ser volcado en una planilla que se considerará declaración jurada por parte de los encargados.

En las sombrillas, el máximo habilitado será de 4 personas y cada balneario tendrá la responsabilidad de garantizar “una distancia mínima de dos metros” entre cada unidad.

En los baños podrán tener una capacidad máxima de personas limitada a la cantidad de inodoros y mingitorios con el que cuente el mismo y un criterio similar se seguirá con las duchas. En los vestuarios solo se permitirá una persona cada dos metros cuadrados de superficie.

Los balnearios deberán colocar cintas o líneas demarcatorias en la parte externa de cada instalación y contar con una persona en la entrada, responsable de controlar que se cumplan dichas condiciones de ingreso y permanencia.

En lo que tiene que ver con las piletas, instalación con la que actualmente cuentan la mayoría de los balnearios privados, se autorizará la presencia de una persona cada dos metros cuadrados de su superficie y además deberá procederse a la desinfección de sillas y mesas cada dos horas.

Y en el caso de poseer gimnasio los balnearios deberán ajustarse al protocolo recientemente autorizado para esos establecimientos.

Un protocolo completo, meticuloso y con todas las condiciones -a las que se suma la actividad al aire libre- que garanticen la seguridad de quienes concurran a este tradicional servicio marplatense. Vaya como ejemplo que la documentación presentada agrega la obligación de la capacitación de todo el personal, la higiene sanitaria continua del mismo y la colocación de cartelería en todas y cada una de las instalaciones del balneario.

Ahora queda en las autoridades el otorgamiento del permiso pero es de esperar que, siguiendo la línea directriz que hasta el momento se ha impuesto, el gobierno municipal sepa encontrar el equilibrio entre el necesario cuidado a la salud y la realidad de una ciudad que debe acostumbrarse a una nueva normalidad sin atentar contra su propio desarrollo económico.

Tras las polémicas declaraciones del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, al considerar que era ‘impensado proyectar la temporada 2021) y otras más moderadas por parte del jefe de Gabinete, Carlos Bianco, (“si no se controla la pandemia será difícil tener una temporada normal), el intendente Guillermo Montengro también habló del verano en Mar del Plata. Afirmó que la temporada “va a ser distinta”, pero dejó bien en claro que el municipio piensa en un verano con turistas y protocolos.

Si bien faltan más de cuatro meses para la llegada del verano, la ciudad en su conjunto ya trabaja para la temporada estival.

Ciudad

Portada digital del día 16/6/2021

Continuar Leyendo

Ciudad

HOTELES EN REBELIÓN TRIBUTARIA

Desde la Asociación Empresaria, Gastronómica y Hotelera de la ciudad y la zona decidieron en declararse en rebelión tributaria al señalar que “para prevenir mayores daños, hacemos saber que nos vemos obligados a discontinuar provisionalmente el pago de impuestos y tasas que gravan la actividad hotelera”, al tiempo que solicitan “la condonación del Impuesto Inmobiliario y las tasas municipales de servicios urbanos o generales para los
ejercicios fiscales 2020 y 2021”.

Tras un largo año de cuarentena por la pandemia que  derivó  un  marcado descenso en la actividad que no pudo ser compensado con los meses de apertura en el verano y ante un panorama similar en este 2021, los hoteleros aseguran que “el contexto de la actual situación de emergencia sanitaria, con medidas restrictivas para la circulación de personas y el ejercicio del comercio y la industria se vienen dilatando en el tiempo y han llevado al cierre de 11.800 establecimientos hoteleros y gastronómicos a nivel nacional y a la pérdida de
175.000 puestos de trabajo”.

Al respecto los empresarios hoteleros señalan que el sector  sostiene en forma directa a 16.000 familias y a sus proveedores. “Por el efecto multiplicador del gasto turístico  genera y sostiene en forma indirecta ventas e ingresos adicionales para otras actividades, otras transacciones y empleos, como así también ingresos al gobierno alcanzando a más de 80.000 personas”, señalan.

A todo esto, la asociación de  hoteleros que nuclea a 104 establecimientos exhorta a las autoridades gubernamentales como a la comunidad toda en que se ven en la necesidad de privilegiar el pago de sus obligaciones laborales por sobre sus obligaciones tributarias.

Continuar Leyendo

Ciudad

Inquietud de los administradores de edificios

Los Defensores del Pueblo,  Fernando Rizzi y Daniel Barragán se reunieron con los directivos  de la Cámara de Administradores de Propiedad Horizontal de la Provincia de Buenos Aires (CAPHPBA) para abordar la colegiación de la actividad.

De acuerdo a lo informado, desde la cámara en el lapso de los últimos años se  presentaron tres proyectos de colegiación sin lograr que prosperen. “Lo que se busca es la formación profesional de los administradores de propiedad horizontal, con constante actualización para cubrir las necesidades que la actividad requiere en pos de un mejor servicio al sector y además lograr un adecuado control a través del colegio profesional” informaron.   

Otro de los temas abordado  fue la Ley Provincial 14701 y las falencias que presenta la aplicación del control en el Registro Público de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal de la Provincia de Bs As.

Por eso, desde CAPHPBA el objetivo es lograr la profesionalización de la actividad junto a la creación del respectivo Colegio Profesional, donde cada administrador profesional matriculado tendrá la responsabilidad de brindar las condiciones de seguridad a los consorcios que administre acorde a las exigencias de la propiedad horizontal. A su vez, los consorcios tendrán la obligación de exigir un servicio profesional.

A todo esto, desde la Defensoría del Pueblo se mostraron dispuestos a trabajar en conjunto y brindar ayuda para impulsar esta necesidad que tiene el sector.

Continuar Leyendo