Seguinos

Deportes

Leonel Pernía se coronó campeón del TC virtual

9 de agosto de 2020

El tandilense Leonel Pernía, el piloto de Torino, se coronó este domingo campeón de la Copa de Oro “Río Uruguay Seguros” del #TCenCasa, luego de ganar la final en Neuquén. Nicolás Trosset (Dodge) y Mauricio Lambiris (Ford) completaron el podio, respectivamente.


Matías Frano, a bordo del Ford de Juan Tomás Catalán Magni, marcó la pole position con un tiempo de 1;26.888, a menos de una décima de su inmediato perseguidor, Pernía, y menos de tres décimas del tercer mejor ubicado en la prueba, Otto Fritzler (Ford).


Frano, el campeón 2019 del TC Pista Mouras, fue efectivo en su serie: lideró de punta a punta para asegurarse su victoria. Entretenida fue la pelea por el segundo puesto que protagonizaron Alejandro Occhionero y Fritzler, en la que priorizó la experiencia del necochense. Agustín Canapino, involucrado en el desenlace del certamen, culminó en la cuarta colocación.


En la segunda serie, Pernía debió medirse con un rival directo por el título, Mauricio Lambiris. El tandilense se afianzó y supo cómo neutralizar su diferencia para estirar un poco más la ventaja y concluir primero. Luciano Ventricelli, con un gran rendimiento en la etapa final del certamen, finalizó en el tercer puesto por delante de Facundo Ardusso y Fernando Iglesias, respectivamente.


Frano largó bien y, a pesar de un sobrepaso de Occhionero, pudo volver al liderazgo. Quien corrió riesgos fue Pernía, que se vio involucrado en un roce en el pelotón de vanguardia y casi lo pone en peligro en el primer giro. Pero el representante del Alifraco Sport pudo sortear ese obstáculo y mantuvo la posición de escolta.

En la cuarta vuelta debió ingresar al pace car por un incidente entre Ponce de León y Carabajal en la recta principal. El relanzamiento fue ideal para Pernía, que pudo arrebatarle el primer puesto a Frano. ¿Qué ayudó al tandilense? El retraso sorpresivo de Lambiris que, por un toque con Occhionero, cayó hasta la decimosegunda posición.


Un nuevo auto de seguridad neutralizó la carrera. Ventricelli, luego de relanzar segundo, quedó puntero por ser letal al largar y sacarle de las manos el primer lugar a Pernía. Frano, en plan de recuperación, cayó muchas posiciones por un toque de Occhionero. Eso poco le importó a Pernía que en el 12° giro dio cuenta del nacido en Wilde para tomar la punta, una vez más.

Fritzler, provisoriamente, quedó segundo. Aunque Trosset fue quien aprovechó y no solo superó a Canapino, además estiró la maniobra y sumó a la lista de sobrepasos al Ford de Ventricelli y el de Fritzler también. El arrecifeño avanzó doce colocaciones para concluir segundo.

El tandilense Leonel Pernía, el piloto de Torino, se coronó este domingo campeón de la Copa de Oro “Río Uruguay Seguros”

Deportes

Devecchi es ‘tiburón’

El ex arquero de San Lorenzo de Almagro, José Devecchi llegó a un acuerdo y es refuerzo de Aldosivi, con vistas al segundo semestre del año.

Devecchi, de 25 años y oriundo de Corrientes, llegó a la ciudad  para finiquitar detalles y garantizar su incorporación al equipo que dirige el DT Fernando Gago. Estaría, en principio, vinculado con el club del puerto por 12 meses.

Hasta el momento, el ‘tiburón’ se aseguró el arribo del mediocampista santiagueño Francisco Cerro, quien ya entrenó durante la semana y actuó en Central Córdoba de Santiago del Estero en el semestre último.

Continuar Leyendo

Deportes

UNA CUOTA DE GOL

El delantero Alejandro Aranda firmó para el Club Aldosivi hasta diciembre de 2023. El juvenil proviene de Nueva Chicago.

Nació en Santiago del Estero el 8 de junio de 1995. Y llega al club como jugador libre.

En la imagen, Aranda junto al directivo del club del puerto, Ciro Lubrano, posa con la camiseta, tras la firma del contrato que lo vincualará hasta diciembre de 2023.

Foto Prensa Aldosivi

Continuar Leyendo

Deportes

“Reuniremos fuerzas para volver más fuertes que nunca”

Melisa Gretter, capitana de la Argentina que quedó descalificada en la AmeriCup de Puerto Rico por no poder presentar el mínimo requerido de siete jugadoras después de haber sufrido cinco casos de Covid-19, no puede ocultar sus sentimientos: “Tenemos mucha impotencia y tristeza porque hicimos mucho para cuidarnos y lamentablemente nos pasa todo esto en el momento menos indicado”.

La delegación nacional viajó a tierras boricuas después de casi 40 días de incansable trabajo bajo las órdenes de un cuerpo técnico y staff de primer nivel mundial con la ilusión a cuestas de hacer historia tras una preparación sin fisuras. Pero apenas unas horas después de pisar por primera vez el suelo caribeño llegaron las malas noticias: los positivos de Gretter y Agostina Burani, junto al contacto estrecho de Andrea Boquete -posteriormente también positivo-, castigaron a una Selección que recién se estaba acomodando en el Hotel Verdanza.

Los casos tuvieron un impacto inmediato en el combinado nacional. Con la preocupación primordial por el estado de salud de las jugadoras, Argentina debió afrontar su debut en el torneo con una rotación de apenas nueve integrantes. Aún pese a los contratiempos y la incertidumbre hasta último momento por la participación de Macarena Rosset, el conjunto de Gregorio Martínez venció a República Dominicana en el debut y cayó con dignidad frente a Puerto Rico en su segunda presentación.

Pero horas antes del trascendental y decisivo duelo frente a Venezuela, otra vez el virus irrumpió en el seno del plantel y le asestó un nuevo cachetazo a un equipo ya desguarnecido: Victoria Llorente dio positivo y Julieta Alé fue aislada por contacto estrecho. Con un plantel limitado a apenas siete deportistas, la FIBA decidió aplazar y reprogramar el partido frente a la Vinotinto a la espera de nuevos testeos que arrojaron los positivos de Diana Cabrera y del kinesiólogo Mario Piñeiro. Hoy, ya sin Cabrera y con Julieta Mungo aislada por contacto estrecho, el conjunto de Gregorio Martínez no pudo alcanzar el mínimo necesario de siete jugadoras y FIBA decidió darle por perdido los dos partidos -Venezuela y Estados Unidos- por "confiscación".

Después del anuncio, y mientras la delegación empieza su regreso al país con aquellas jugadoras y cuerpo técnico que no han dado positivo, Prensa CAB dialogó con la capitana, quien está aislada en su cuarto individual en el hotel, la igual que las otras chicas, quienes se encuentran en buen estado más allá de algunos síntomas leves, los cuales están siendo atentamente controladas por Mariano D'Elía, médico del equipo.

"Desde el momento que arrancamos la preparación para este torneo fuimos conscientes de que la posibilidad de contagiarnos estaba y que no éramos ajenas a este virus", reflexionó la base de 28 años que recalca los cuidados que se siguieron como parte del protocolo. Para Gretter, emblema del equipo, la situación que atravesó su equipo es una situación desafortunada sin responsabilidades internas porque siempre se cumplieron las medidas necesarias para extremar los cuidados.

"Desde el primer día nos cuidamos mucho, tomamos todas las precauciones posibles y nos ajustamos a los protocolos para reducir esa posibilidad de contagio al mínimo. Tuvimos seis hisopados en todo este tiempo, en más de un mes de preparación que hicimos para llegar acá. Se trabajó muy bien, hubo muchísimo esfuerzo en todas y cada una de las partes... Pero lamentablemente pasó, y sin dudas en el momento menos deseado por cualquier jugador o parte del equipo porque estábamos ilusionadas y veníamos teniendo muy buenas sensaciones como equipo. Fueron días muy duros de afrontar desde que nos llegó el primer resultado positivo. Sentimos mucha impotencia al no poder hacer nada para revertir la situación, pero por suerte los síntomas no están siendo importantes", explicó.

Gretter brindó más detalles de la frustración que es un denominador común en las entrañas de un equipo que atraviesa la decepción natural por no haber podido cumplir con el objetivo de su viaje: "Desde lo que fue Sunchales hasta el día de viajar estuvimos siempre controladas, por cuidados propios y también por la atención que tuvimos por los médicos del equipo y todo el staff de la CAB. Y si bien tuvimos días libres fueron días en los que nosotras nos quedamos alojadas en el hotel, ninguna fue para sus casas. Íbamos del Ramada a entrenarnos a Obras y el Cenard en un micro exclusivo para nosotras, y de ahí una vez que terminábamos el entrenamiento volvíamos al hotel. Todos los días fueron así. Por eso hoy tenemos toda esa impotencia y tristeza, porque hicimos todo bien y lamentablemente nos pasa todo esto en el momento menos indicado, que es ahora en el torneo".

Amén del triste desenlace en la AmeriCup, Gretter está convencida que en este proceso se gestó y afianzó un grupo que ni la tristeza ni el enojo ni la frustración podrán quebrar después de 40 días de trabajo codo a codo para asimilar una nueva filosofía de trabajo que consolidó rápidamente al grupo humano como un solo puño, una familia. El compromiso y el deseo de las jugadoras es inquebrantable, capaz de superar una prueba de fuego que Gretter confía en que terminará fortaleciendo a la Selección: "Estamos muy tristes porque nos pasa acá en el medio de un torneo, pero está más que claro que esto no nos va a desenfocar de lo que nosotras queremos con la Selección argentina. Eso jamás. Todas juntas reuniremos fuerzas de alguna u otra forma para volver más fuertes que nunca, para volver a representar a nuestro país en el próximo torneo. Ahora se nos junta todo esto y tenemos mucha tristeza, por supuesto, pero pasará y lo sacaremos adelante".

Para culminar, la rafaelina no quiso olvidarse del apoyo, el cariño y la preocupación constante que les hacen llegar desde nuestro país: "Agradecemos los constantes mensajes de alientos de parte de familia, amigos y toda la gente que nos hace el aguante desde Argentina. El cariño siempre se siente. Ojalá todo esto pase pronto y podamos volver a disfrutar de nuestros seres queridos, del básquet y todo lo que nos gusta lo antes posible".

Fuente  CBA Lucas Leiva

Continuar Leyendo