Seguinos

Policiales

Tres ladrones abatidos este año por víctimas de robo

24 de julio de 2020

El caso de un jubilado de 81 años que mató a un ladrón de 27, cuando este trataba entrar a su casa para robar, se convirtió en el tercer hecho en lo que va del 2020 en que un delincuente es abatido por víctimas de un intento de robo. 

Además, hubo un cuarto episodio tres semanas atrás en las afueras de Mar del Plata, en el que un joven murió tras ser baleado por un agente policial que declaró que había intentado sustraerle la moto, aunque la familia del fallecido asegura que se trató de un caso de gatillo fácil.

 El primer hecho ocurrió el 15 de enero en Parque Camet, cuando un integrante del Grupo Halcón que se encontraba de franco de servicio, baleó a un delincuente que intentó asaltarlo.

De acuerdo a la investigación del caso, a cargo del fiscal Juan Pablo Lódola, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 (UFI 6), el efectivo estaba con su pareja dentro de su auto cuando tres jóvenes rompieron una de las ventanillas y comenzaron a golpearlo, por lo que el hombre realizó al menos dos disparos con su arma reglamentaria, que impactaron en el cuerpo de Juan Vargas (22), quien murió a pocos metros.

El hecho fue caratulado como «homicidio agravado por el uso de arma de fuego», y si bien el agente continúa imputado, fuentes judiciales indicaron a la agencia nacional de noticias, Télam, que «el caso reúne las características de un hecho de legítima defensa». 

De acuerdo a la causa, además, el joven asesinado se encontraba en libertad pese a que en febrero de 2018 había sido condenado a cinco años y seis meses de prisión por una entradera.

El segundo episodio ocurrió el 18 de junio último en el barrio Chauvín, a 20 cuadras del centro, cuando un hombre de 28 años mató a un delincuente que amenazaba con un arma a su padre, un contador de 58 años, mientras intentaba asaltarlo en la puerta de su casa.

En el hecho intervino el fiscal de la UFI 1, Fernando Castro, el mismo que lleva adelante el caso del jubilado que en las últimas horas mató a un ladrón en el barrio Colina Peralta Ramos. 

De acuerdo a la instrucción, el hombre le dio siete tiros al delincuente identificado como Juan Gabriel Gómez (38), quien falleció en el lugar.

El hijo del contador fue imputado por «homicidio y portación ilegal arma de fuego», y el próximo viernes declarará por primera vez en la causa, en la que el fiscal no dispuso ninguna medida de restricción de la libertad para él.

A esos casos se suma el homicidio de Brandon Romero (18), quien recibió un disparo por parte de un subteniente de la policía bonaerense en las afueras de la ciudad, el primer domingo de julio.

El hecho se produjo cuando el efectivo circulaba por la Ruta 226 mientras se encontraba de franco, y según su propio relato, fue abordado por tres delincuentes que también se desplazaban en moto e intentaron robarle, por lo que realizó al menos un disparo con su arma reglamentaria, e impactó en uno de los asaltantes, quien murió en el lugar.

El caso está en manos del fiscal Alejandro Pellegrinelli, titular de la UFI 5, quien imputó al efectivo por «homicidio agravado por el uso de arma de fuego» y ordenó el secuestro de su arma. 

«Se me vino encima y disparé», aseguró días atrás el agente Arcángel Bogado, al dar su versión ante Pellegrinelli, y según fuentes de la causa, al declarar «hizo una invocación de una situación de legítima defensa», que «en principio estaría configurada» para los investigadores. 

Familiares de Romero se manifestaron el mismo día de la indagatoria en los tribunales, para denunciar que se trató de un caso de «gatillo fácil», y el fiscal mantuvo un breve encuentro con algunos de los ellos, donde explicó que «no hay elementos» en la investigación que apuntaran en ese sentido.

Por último, este miércoles por la noche un jubilado de 81 años mató de un balazo a uno de los tres ladrones que intentó entrar a robar a su casa del barrio Colinas de Peralta Ramos, mientras que puso en fuga a los restantes.

País

Leve mejoría de Chano e imputan ‘de hecho’ al policía que le disparó

El fiscal general de Zárate-Campana confirmó hoy que el policía que está siendo investigado por haberle disparado a Santiago "Chano" Moreno Chanpentier quedó imputado en la causa en la que se investiga las circunstancias en las cuales el músico fue baleado.

José Luis Castaño confirmó que el oficial subayudante Facundo Nahuel Amendolara (27) quedó "imputado de hecho" en la causa en que se investiga su accionar ante un presunto brote psicótico de "Chano" (39) y que "fue notificado sobre la pericia balística" en la causa que cambió la carátula a "averiguación de ilícito".

En tanto, en la jornada de hoy fuentes médicas informaron a la prensa que el cantante, internado en el Santario Otamendi de la capital federal, presentó una leve mejoría.

Tras el balazo en la zona del abdomen, al cantante le extieron un riñón, el bazo y parte del páncreas.

Este miércoles fuentes médicas del Otamendi le informaron al canal TN que Chano se encuentra "mucho mejor clinicamente" y que "sigue sin asistencia respiratoria mecánica".

Según se informó, el paciente se encuentra "sin fiebre, con buena saturación de oxígeno y frecuencia cardía normal".

Lo que preocupa en el entorno médico es "la sedación y cómo se despierte de la misma". El desafío, señalaron", será "controlar la extinción psicomotriz" a partir de la abstinencias a las drogas.

Continuar Leyendo

Policiales

Nuevo robo a los guardaparques

La Base de Guardaparques Maramar sufrió el noveno robo y ya no tiene nada en su interior.

Los Defensores del Pueblo Luis Salomón, Fernando Rizzi y Daniel Barragán dieron a conocer un comunicado por el cual dicen ver  con enorme preocupación la situación por la que “está atravesando la Laguna de los Padres. Un nuevo robo en la base significa que los guardaparques han perdido todas sus herramientas de trabajo, lo que sumado a la reducción de veinte a cuatro integrantes de dicho Cuerpo Municipal (creado hace quince años) ha dejado a este pulmón verde, espacio de esparcimiento de los marplatenses, sin la más mínima posibilidad de mantenimiento y cuidado de un predio que cumple tan importante función social”.

La base Maramar no tiene seguridad y por esta razón ha sido vandalizada en reiteradas oportunidades. Hasta las aves que estaban siendo cuidadas por los guardaparques han sido robadas.

En las distintas intrusiones – revelaron - fueron sustraídas motosierras, herramientas manuales, machetes, heladera, freezer, cocina, tubo de gas, horno microondas, un kayak, motoguadañas, una motocicleta, la salamandra, sillas plásticas, ropa, palas y hasta la manija de bronce de la puerta de ingreso.

Y agregan que “los marplatenses tenemos el derecho a poder disfrutar tanto del Parque Camet como de la Laguna de los Padres, pero la falta de decisiones que garanticen su correcto funcionamiento hace que la Laguna de los Padres no tenga mantenimiento ni cuidados a pesar de la enorme voluntad y esfuerzo de sus tres trabajadores que sin movilidad, herramientas ni ropa adecuada deben intentar suplir esta falta de acción del ejecutivo municipal”
Ante tal situación, los Defensores del Pueblo dicen que “veríamos con agrado la recuperación del cuerpo de guardaparques y la incorporación al mismo de personal capacitado con herramientas y movilidad además de la instalación de una seguridad las 24 horas en la Base Maramar”.

Continuar Leyendo

Policiales

Aseguran que el Parque Camet no es lugar para una comisaría

Los defensores del Pueblo Daniel Barragán, Fernando Rizzi y Luis Salomón ven  con enorme preocupación la información publicada en medios de comunicación, por la cual las autoridades departamentales de la Policía de la provincia de Buenos Aires notifican a la comunidad que el lunes o martes próximo la Comisaría 15 será trasladada del edificio de la calle Cannes situado en Parque Peña al edificio municipal de Parque Camet.

Y agregan: "Es pública la oposición de sociedades de fomento, uniones vecinales, núcleos de vecinos ambientalistas y una enorme cantidad de entidades a este traslado. La Defensoría del Pueblo de General Pueyrredón ha acompañado esta postura vecinal y la sigue acompañando por creer que el Parque Camet no puede ser sede de una comisaría porque su destino es el esparcimiento de los vecinos y no la sede de una fuerza de seguridad".

"Dado que el predio es municipal tiene que mediar para el uso policial una ordenanza que autorice su uso. Existe hoy una ordenanza, la 24024/19 que cedía el edificio al Comando de Patrullas Norte con una cláusula muy clara que hace cesar el acuerdo de uso cuando se intente cambiar el destino que fue conveniado para la utilidad del edificio. El acuerdo de uso ha cesado y para modificar el destino del inmueble se debe cambiar la ordenanza o modificarla. Hasta ahora eso no ha sucedido y por lo tanto nos toma por sorpresa, (desagradable por cierto) que el jefe de la departamental de policía informe que entre el lunes y el martes se producirá el traslado sin haber pasado por el Honorable Concejo Deliberante para ser autorizado", remarcan luego.

"A los Defensores del Pueblo nos llama preocupadamente la atención que un jefe policial pueda cometer el error de actuar por fuera de la legalidad presionando al poder político con una nota periodística. Estamos a favor de las buenas condiciones de trabajo para los trabajadores policías aclarando que no es la comunidad la responsable de que ello no esté ocurriendo", puntualizan.

"Acompañamos la voluntad de las entidades representativas de los vecinos, el Parque Camet no es el lugar para una comisaría. Le solicitamos al jefe departamental que respete la ley", concluyen.

Continuar Leyendo