Seguinos

Ciudad

Semana Social virtual

2 de julio de 2020

Por la pandemia del coronavirus, la Semana Social 2020 que anualmente convoca la Iglesia realiza en la ciudad, este año será de manera virtual.

El encuentro se desarrollará entre el 6 y el 10 de julio, con un “llamado a remar juntos hacia una conversión humanista y ecológica”.
Así lo confirmaron a Télam desde la Comisión Episcopal de Pastoral Social, que bajo el lema “Nadie salva solo”, contará como es habitual con la intervención de importantes funcionarios, dirigentes políticos, sociales, gremiales y empresariales, que se darán cita por el canal de YouTube, durante cinco días, desde el próximo lunes a las 18 horas .


Los organizadores aún no confirmaron los nombres de los panelistas que integrarán las distintas mesas que se realizarán durante los cinco días y que, todos los años, están ocupadas por funcionarios, dirigentes políticos, sociales, gremiales y empresariales.

TRABAJO Y POBREZA
En la apertura del encuentro se debatirá sobre las iniciativas de caridad promovidas en este tiempo, durante el primer panel que lleva de nombre «Es tiempo de actuar ahora para el futuro».
El martes 7 , se reflexionará sobre la sociedad y el mundo posterior al coronavirus, particularmente en los sectores de la salud y ambiente, en una conferencia llamada “Miremos al futuro con creatividad”.


“Forjemos un mundo más equitativo” será el nombre del tercer panel que se realizará el miércoles, en donde también se hablará sobre cómo quedará el mundo una vez que pase la pandemia; pero ésta vez, enfocado en los sectores de la comunicación y la educación.
El 9 de julio se realizará el cuarto panel llamado «Busquemos el diálogo y la reflexión común», para hablar de la política como herramienta para la construcción del mundo luego de la pandemia, ”repensando el rol de la Nación”.


Finalmente, el día viernes 10 se realizará el último encuentro, bajo el nombre “El día después: pensando la reactivación económica”.

Ciudad

Golpe al narcomenudeo

Personal municipal junto a efectivos de la Delegación Drogas Ilícitas Mar del Plata participó de un operativo en el barrio Autódromo, donde la fuerza policial realizó una serie de allanamientos y se derrumbó un búnker en el cual se llevaba a cabo distribución y venta de estupefacientes al menudeo.

Como consecuencia del accionar, 8 personas fueron aprehendidas, a la vez que se secuestró marihuana, cocaína, varios teléfonos celulares y dinero en efectivo. En ese sentido, la Secretaría de Seguridad coordinó el derribo y el personal del EMSUR lo efectivizó.

El operativo fue la resultante de una investigación que se inició en marzo de este año, en donde personal de la Delegación Drogas Ilícitas tomó conocimiento de la comercialización de estupefacientes en ese sector de la ciudad.

Se informó al Ministerio Público Fiscal, que ordenó la realización de las tareas investigativas de rigor, certificándose y documentándose la comercialización de cocaína y marihuana.

Continuar Leyendo

Ciudad

Se renueva el Fuero Laboral

Tal como esta previsto, juraron como Jueces del Tribunal del Trabajo número 5, las doctoras Natalia Andrea Gómez y Stella Maris Moscuzza. El acto tuvo lugar en la sede de la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial del Departamento Judicial de Mar del Plata.

La ceremonia  celebrada  en el Hall central de la sede, ubicada en el Chalet de los Gobelinos, cita en Falucho 2302, fue presidida por la presidencia de la Cámara de Apelaciones, según fue dispuesto por la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.

Continuar Leyendo

Ciudad

Obispo Mestre: ‘Sin el perdón es imposible la familia’

El obispo Gabriel Mestre celebró la Eucaristía y participó de una jornada que convocó a numerosas familias de la diócesis en el marco del X Encuentro Mundial de las Familias convocado por el Papa.

En el marco del X Encuentro Mundial de las Familias convocado por el papa Francisco, la diócesis de Mar del Plata invitó, a través de la Pastoral Familiar, a la realización de cuatro actividades en las localidades de Balcarce, Pinamar, Necochea y Mar del Plata.

Enmarcados en el lema que acompaña al encuentro mundial, “El amor familiar: vocación y camino de santidad”, niños, jóvenes, parejas y abuelos se reunieron en la catedral de los santos Pedro y Cecilia, con el objetivo de compartir juntos el amor de familia en la misa que fue celebrada por el obispo Gariel Mestre.

En la homilía, el obispo agradeció a todas las personas e instituciones que organizaron las celebraciones del X Encuentro Mundial de las Familias que se realiza en Roma y en todo el mundo. Además, recordó que “el Papa nos decía ‘la familia no es misión imposible’. A pesar de vivir muchas situaciones de ataques a la familia, no dejemos de insistir en su misión salvadora”.

Asimismo, monseñor Mestre invitó a reflexionar sobre el encuentro realizado como comunidad diocesana a partir de tres puntos: Acoger la vida; Abrazar la cruz; Caminar hacia la cruz.

En referencia al primero de ellos, el obispo señaló que “es evidente que sostener la vida complica la dinámica de nuestra familia pero es un valor que debemos cuidar. Por eso los invitamos a aceptar la vida como viene”.

Luego, con respecto al segundo punto, manifestó la importancia de “abrazar la cruz especialmente en los problemas que enfrentamos en nuestras familias: en la enfermedad, los desencuentros y en todo momento de dificultades de convivencia”.

Con respecto al último de ellos, caminar hacia la Cruz, instó a que “caminemos con nuestras familias hacia el perdón. Sin perdón es imposible la familia. Es inevitable el chisporroteo de los vínculos que reclaman el perdón como solución de amor en Jesús. Allí está la reconciliación en serio, como un aporte a nuestra querida patria. Debemos crecer en el perdón y la reconciliación con todos los hermanos”.

Finalmente, en la celebración del Sagrado Corazón de Jesús, pidió al Señor “poder sentirnos tocados por su amor para aceptar la vida, abrazar la Cruz y caminar hacia el perdón”. Nos unimos a esta fiesta de la familia en todo el mundo desde todos los lugares de nuestra diócesis”.

Luego de la misa se realizó una reflexión sobre la lectura elegida de “La tempestad calmada”, tomada del Evangelio de Lucas. Seguidamente, se compartieron testimonios, reflexiones y canciones que evocaron algunas de las situaciones complejas que atraviesan la vida de la familia de hoy, recordando que “no existe la familia perfecta”.

Por último, se realizó en comunidad la adoración del Santísimo, ofreciendo todo a los pies del Señor, “unidos y confiados en que el Señor calma la tempestad, da sentido y nos contagia de una mirada sobrenatural que no da el mundo”.

Continuar Leyendo