Seguinos

Deportes

“Reuniremos fuerzas para volver más fuertes que nunca”

15 de junio de 2021

Melisa Gretter, capitana de la Argentina que quedó descalificada en la AmeriCup de Puerto Rico por no poder presentar el mínimo requerido de siete jugadoras después de haber sufrido cinco casos de Covid-19, no puede ocultar sus sentimientos: “Tenemos mucha impotencia y tristeza porque hicimos mucho para cuidarnos y lamentablemente nos pasa todo esto en el momento menos indicado”.

La delegación nacional viajó a tierras boricuas después de casi 40 días de incansable trabajo bajo las órdenes de un cuerpo técnico y staff de primer nivel mundial con la ilusión a cuestas de hacer historia tras una preparación sin fisuras. Pero apenas unas horas después de pisar por primera vez el suelo caribeño llegaron las malas noticias: los positivos de Gretter y Agostina Burani, junto al contacto estrecho de Andrea Boquete -posteriormente también positivo-, castigaron a una Selección que recién se estaba acomodando en el Hotel Verdanza.

Los casos tuvieron un impacto inmediato en el combinado nacional. Con la preocupación primordial por el estado de salud de las jugadoras, Argentina debió afrontar su debut en el torneo con una rotación de apenas nueve integrantes. Aún pese a los contratiempos y la incertidumbre hasta último momento por la participación de Macarena Rosset, el conjunto de Gregorio Martínez venció a República Dominicana en el debut y cayó con dignidad frente a Puerto Rico en su segunda presentación.

Pero horas antes del trascendental y decisivo duelo frente a Venezuela, otra vez el virus irrumpió en el seno del plantel y le asestó un nuevo cachetazo a un equipo ya desguarnecido: Victoria Llorente dio positivo y Julieta Alé fue aislada por contacto estrecho. Con un plantel limitado a apenas siete deportistas, la FIBA decidió aplazar y reprogramar el partido frente a la Vinotinto a la espera de nuevos testeos que arrojaron los positivos de Diana Cabrera y del kinesiólogo Mario Piñeiro. Hoy, ya sin Cabrera y con Julieta Mungo aislada por contacto estrecho, el conjunto de Gregorio Martínez no pudo alcanzar el mínimo necesario de siete jugadoras y FIBA decidió darle por perdido los dos partidos -Venezuela y Estados Unidos- por «confiscación».

Después del anuncio, y mientras la delegación empieza su regreso al país con aquellas jugadoras y cuerpo técnico que no han dado positivo, Prensa CAB dialogó con la capitana, quien está aislada en su cuarto individual en el hotel, la igual que las otras chicas, quienes se encuentran en buen estado más allá de algunos síntomas leves, los cuales están siendo atentamente controladas por Mariano D’Elía, médico del equipo.

«Desde el momento que arrancamos la preparación para este torneo fuimos conscientes de que la posibilidad de contagiarnos estaba y que no éramos ajenas a este virus», reflexionó la base de 28 años que recalca los cuidados que se siguieron como parte del protocolo. Para Gretter, emblema del equipo, la situación que atravesó su equipo es una situación desafortunada sin responsabilidades internas porque siempre se cumplieron las medidas necesarias para extremar los cuidados.

«Desde el primer día nos cuidamos mucho, tomamos todas las precauciones posibles y nos ajustamos a los protocolos para reducir esa posibilidad de contagio al mínimo. Tuvimos seis hisopados en todo este tiempo, en más de un mes de preparación que hicimos para llegar acá. Se trabajó muy bien, hubo muchísimo esfuerzo en todas y cada una de las partes… Pero lamentablemente pasó, y sin dudas en el momento menos deseado por cualquier jugador o parte del equipo porque estábamos ilusionadas y veníamos teniendo muy buenas sensaciones como equipo. Fueron días muy duros de afrontar desde que nos llegó el primer resultado positivo. Sentimos mucha impotencia al no poder hacer nada para revertir la situación, pero por suerte los síntomas no están siendo importantes», explicó.

Gretter brindó más detalles de la frustración que es un denominador común en las entrañas de un equipo que atraviesa la decepción natural por no haber podido cumplir con el objetivo de su viaje: «Desde lo que fue Sunchales hasta el día de viajar estuvimos siempre controladas, por cuidados propios y también por la atención que tuvimos por los médicos del equipo y todo el staff de la CAB. Y si bien tuvimos días libres fueron días en los que nosotras nos quedamos alojadas en el hotel, ninguna fue para sus casas. Íbamos del Ramada a entrenarnos a Obras y el Cenard en un micro exclusivo para nosotras, y de ahí una vez que terminábamos el entrenamiento volvíamos al hotel. Todos los días fueron así. Por eso hoy tenemos toda esa impotencia y tristeza, porque hicimos todo bien y lamentablemente nos pasa todo esto en el momento menos indicado, que es ahora en el torneo».

Amén del triste desenlace en la AmeriCup, Gretter está convencida que en este proceso se gestó y afianzó un grupo que ni la tristeza ni el enojo ni la frustración podrán quebrar después de 40 días de trabajo codo a codo para asimilar una nueva filosofía de trabajo que consolidó rápidamente al grupo humano como un solo puño, una familia. El compromiso y el deseo de las jugadoras es inquebrantable, capaz de superar una prueba de fuego que Gretter confía en que terminará fortaleciendo a la Selección: «Estamos muy tristes porque nos pasa acá en el medio de un torneo, pero está más que claro que esto no nos va a desenfocar de lo que nosotras queremos con la Selección argentina. Eso jamás. Todas juntas reuniremos fuerzas de alguna u otra forma para volver más fuertes que nunca, para volver a representar a nuestro país en el próximo torneo. Ahora se nos junta todo esto y tenemos mucha tristeza, por supuesto, pero pasará y lo sacaremos adelante».

Para culminar, la rafaelina no quiso olvidarse del apoyo, el cariño y la preocupación constante que les hacen llegar desde nuestro país: «Agradecemos los constantes mensajes de alientos de parte de familia, amigos y toda la gente que nos hace el aguante desde Argentina. El cariño siempre se siente. Ojalá todo esto pase pronto y podamos volver a disfrutar de nuestros seres queridos, del básquet y todo lo que nos gusta lo antes posible».

Fuente  CBA Lucas Leiva

Deportes

Círculo volvió a sumar lejos de casa

En un partido que fue un tiempo para cada uno, Círculo se trajo un punto de Mendoza, donde igualó 1 a 1 frente a Huracán La Heras por la 14ta fecha de la Zona 1 del Torneo Federal A. El conjunto de Gustavo Noto hizo un muy buen primer tiempo y se fue al vestuario con justicia en ventaja y con un hombre más. Pero en el complemento, el local se adelantó, empujó y alcanzó la igualdad. La próxima semana, el Papero cierra la primera rueda frente a Sol de Mayo.

Le costó 10' acomodarse a Círculo a una cancha muy complicada y a un equipo con muchas variantes, que tuvo cuatro centrales en el fondo y dos habituales defensores ocupando lugares en la mitad de la cancha. Y lo hicieron bárbaro, porque cuando se amoldó, dominó todo el primer tiempo. Tuvo esa cuota de suerte que apenas habían pasado 11' cuando un tiro libre de Reali fue al área, Agüero metió la mano y Correa no dudó. Sancionó el penal que el propio exGimnasia canjeó por gol con un remate cruzado, ajustadao, contra el caño derecho de Moyano.

Si el local hasta ahí estaba nervioso, después peor, no encontró formas de llegar a Nieto que prácticamente no tuvo trabajo. Todo lo contrario con el Papero, que manejó la pelota, que estuvo concentrado para recuperar, que se animó y pudo estirar la cuenta con un remate de la medialuna de Martínez que se fue besando el caño y con un tiro libre de Reali que despejaron sobre la línea. Esa confusión en Huracán, combinada con el estado del campo de juego, hizo que a García se le fuera larga la pelota y pusiera un planchazo sobre Batista que lo mandó a las duchas. Los de Noto se fueron al descanso arriba en el marcador y con ventaja numérica.

Como era de esperarse, el local iba a salir con todo a buscar el empate y empezó a inclinar la cancha. Tenía la pelota, pero no llegaba a Nieto hasta que tuvieron una pelota parada que pudieron ganar en las alturas y Sebastián Nieto la sacó al córner. Por lesiones, Noto tuvo que meter dos cambios rápidos, gastó ventanas con las salidas de Batista y Sánchez, Círculo no podía agarrar la pelota pero tampoco se sentía cómodo jugando cerca de su arquero, aunque el peligro era cada vez mayor, sobre todo ganando infracciones cerca del área. Y por esa vía consiguió la igualdad, en un córner desde la derecha, Marcos Cabrera ganó en las alturas y dejó todo como al principio a los 23'.

Empezaba un nuevo partido. Entró Benedetti para buscar más aire fresco en el ataque, pero el envión seguía siendo de Huracán que inclinaba la cancha y no se notaba que estaba con 10 hombres. A esa altura, Círculo se dio cuenta que el empate no era un mal resultado, le quedaba cada vez más lejos el arco rival y, sin demasiada claridad, pero sí con mucha gente, el local se le venía para dar vuelta el marcador. Sin embargo, no volvieron a lastimar en los metros finales, los minutos se consumieron y el empate terminó estando bien. Fue un tiempo para cada uno en Mendoza y el Papero se trajo un punto que sirve.

Síntesis

Huracán (Las Heras) (1): Daniel Moyano; Martín Correa, Marcos Barrera, Adolfo Tallura y Juan Manuel Marital; Lucas Agüero, Agustín Verdugo, Luis Daher y José Méndez; Javier Peñaloza y Daian García. DT: Matías Minich.

Cambios: ST 20' Fernando Núñez por Agüero y 49' Federico Giuseponi por Méndez. .

Círculo Deportivo (1): Sebastián Nieto; Emiliano Rodríguez, Juan Zarza, Leandro Basterrechea y Gabriel Charra; Enzo Vértiz, Bruno Vedda, Sebastián Batista y Lucas Sánchez; Matías Reali y Diego Martínez. DT: Gustavo Noto.

Cambios: ST 2' Rodrigo Núñez por Batista, 10' Julián Duhalde por Sánchez y 26' Jonatan Benedetti por Rodríguez.

Goles: PT 11' Reali, de penal (CD); ST 23' Barrera (H).
Incidencias: PT 43' expulsado García (H)
Árbitro: Jonathan Correa, de Córdoba.
Estadio: "General San Martín", de Las Heras.

Continuar Leyendo

Deportes

Capacitación deportiva


Está destinada a profesionales de la Educación Física, estudiantes, deportistas, entrenadores y personas afines al deporte. Se trabajará sobre cuatro disciplinas: handball, fútbol, vóleibol y básquetbol. Inscripción y más información en www.mardelplata.gob.ar/novedades/deportes

El EMDER, a través del Instituto Arístides Hernández, ofrece una nueva capacitación: "Herramientas para pensar la iniciación deportiva en los deportes en conjunto". El curso es de carácter arancelado, iniciando el sábado 7 de agosto.

Está destinado a profesionales de la Educación Física, estudiantes, deportistas, entrenadores y personas afines al deporte.

"En el curso presentamos una revisión histórica, política y lógica de las prácticas de enseñanza de los deportes de conjunto. Trabajaremos en cuatro ejes troncales apoyados en las siguientes interrogantes: ¿Qué enseñar? ¿Por qué enseñar? ¿Cuándo enseñar? y ¿Cómo enseñar? Preguntas que nos permitirán replantearnos la posibilidad de una enseñanza mixta en edades tempranas", detalla el profesor Cristian Gómez, uno de los docentes de la capacitación, que se divide en dos bloques:

1) Herramientas para pensar la iniciación deportiva desde una perspectiva general.
2) Herramientas para pensar la iniciación deportiva desde la particularidad.

Se trabajará sobre cuatro disciplinas: handball, fútbol, vóleibol y básquetbol, en las cuales integrantes del cuerpo de docentes del EMDER brindarán sus conocimientos en la materia.
Para inscripciones y más información se puede visitar el sitio www.mardelplata.gob.ar/novedades/deportes . También en el Instituto "Arístides Hernández" al 481 68 48 interno 4 o por correo electrónico a [email protected]

Continuar Leyendo

Deportes

Barreiro seguirá en Italia

Tras diez años vistiendo los colores verde y blanco, el volante Matías Barreiro se despidió de Kimberley para continuar su carrera como futbolista en Italia, más precisamente en el Us Castelluccio, equipo que juega la Eccellenza en la región de basílicata. El "diez" viajará este miércoles a la madrugada a Europa para incorporarse en su nuevo equipo.

"La verdad que esta oportunidad es algo que todo futbolista desea. A nivel mundial la situación está muy dificil con la pandemia que nos toca enfrentar y eso nos afectó a los jugadores porque no tuvimos mucho rodaje. Por eso cuando llegó esta chance no la quise dejar pasar porque es una oportunidad de poder seguir creciendo", comentó Barreiro en el entretiempo del partido de Primera de este sábado ante Argentinos del Sud del que no fue parte pero estuvo presente alentando a sus ex compañeros.

El capitán llegó a Kimberley en 2011 para ser parte de la recordada categoría '97 que se consagró tetracampeona de la Liga Marplatense de Fútbol y en la que tuvo como primer entrenador a Juan Manuel Vuoso. El hoy mánager del club junto con el presidente, Luciano Mignini, fueron los encargados de entregarle el reconocimiento que consistió en una camiseta con el diez y un tótem con una inscripció que alude a su enorme recorrido y crecimiento.

Por sus características y forma de juego no tardó en llegar a primera división donde siguió agregando títulos a su palmarés con las consagraciones en 2016 y 2019 además de convertirse en una fija en los Torneos Federales dirigidos por Mariano Mignini. A raíz de esto llegó a ser profe en las divisiones menores de la institución inculcando todo lo aprendido en los más chicos y luego en portar la cinta de capitán representando los valores que intenta transmitir Kimberley.

"Haber tenido que dejar el club me dejó una mezcla de sensaciones raras entre alegría y tristeza porque fue mi segunda casa. Más allá de formarme como jugador y persona tuve la posibilidad de poder trabajar como formador en este último tiempo donde hice muchos amigos", agregó con emoción el bicampeón "verdiblanco".

Su último partido con la camiseta marplatense fue el clásico ante San Lorenzo con victoria 1 a 0 para luego poner la cabeza en el Us Castelluccio. "No podía dejar pasar esta posibilidad porque me va a ayudar a crecer como futbolista y va a incentivar el sueño de poder vivir de lo que amo", concluyó Barreiro.

Continuar Leyendo