Seguinos

País

¡Un clásico!

19 de septiembre de 2020

Una nueva manifestación se concretó este sábado en distintas ciudades del país, con consignas críticas hacia el gobierno nacional de Alberto Fernández, en rechazo de la reforma judicial y en relamo del fin de la cuarentena. A igual que en anteriores manifestaciones, en Mar del Plata se marchó hasta el monumento al general San Martín.

En la ciudad autónoma de Buenos Aires la marcha se concentró alrededor del Obelisco. Hubo también manifestantes en Olivos, frente a la residencia presidencial, y en distintas ciudades del interior del país, como en Tucumán, Córdoba, Neuquén y Rosario, entre otras.

Este nuevo banderazo fue convocado nuevamente por las redes sociales. Comenzó aproximadamente a las 16 de este sábado, con distintos niveles de participación según sea el distrito. Participaron, en presencia o desde las redes, referentes de la oposición al actual gobierno.

La protesta  que parece convertirse en un clásico para evidenciar el malestar sobre las de decisiones del actual gobierno K, se hizo en el contexto de prolongación de la cuarentena y la vigencia de diversas restricciones hasta el 11 de octubre.

Fotos: Gastón Piccioni (Tres Visiones)

País

Fuego mapuche divide al Gobierno

El ministro de Seguridad bonerense, Sergio Berni, volvió a contradecir este viernes al Gobierno nacional y afirmó que debe intervenir con el envío de tropas para controlar el conflicto mapuche en el sur.

"Cuando el bien tutelado que está vulnerado según nuestra Constitución es la paz social hablamos de terrorismo. Me parece que no hay que ni siquiera dudarlo y hay que poner todo el esfuerzo del Estado para terminar con este tipo de acciones", sentenció Berni durante una entrevista en Radio del Plata.

Y agregó: "Hay un nivel de tolerancia de la sociedad que con justa razón dice 'basta'. El tema de los mapuches es algo que se arrastra desde hace años y se va profundizando cada vez más, y donde no se han llevado a cabo las diligencias que tenían que ver con frenar una situación que inevitablemente iba a caer en esta violencia".

Respecto a si estaba de acuerdo con el envío de efectivos de fuerzas nacionales a la provincia de Río Negro, Berni afirmó: "No tengo dudas. Estoy totalmente convencido porque lo he vivido, porque lo he visto, porque conozco el grado de temor que tiene la gente".

"Cuando yo era secretario de Seguridad (de la Nación) fueron algunas de las primeras incursiones de este tipo. Nos habló el presidente del club Andino de Bariloche porque habían quemado unas instalaciones y el puesto de una estancia. Fui a Bariloche, me senté con los afectados, me comprometí a trabajar, hubo varias detenciones y no hubo mas problemas", recordó Berni.

Este jueves, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, le respondieron a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, quien había exigido al Gobierno nacional el apoyo de fuerzas federales para enfrentar la violencia de grupos mapuches en su provincia.

El mandatario le envió una carta a Carreras en la que afirmó que "no es función del Gobierno nacional reforzar el control en las rutas nacionales o brindar mayor seguridad a la región".

En tanto, en medio de versiones contradictorias sobre su permanencia en el Ministerio de Seguridad bonaerense, Berni desmintió que esté pensando en dejar el cargo.

Tras señalar que su permanencia en el cargo es una decisión del gobernador Axel Kicillof, el ministró remarcó: "No tengas ninguna duda que tengo ganas de seguir porque encuentro en el gobierno de la provincia de Buenos Aires la mejor herramienta para poder dar respuestas a ese gran reclamo que tiene la sociedad, que es la seguridad".

"Si hay algo que tengo que reconocer es el trabajo que estamos haciendo en el Ministerio de Seguridad en la provincia de Buenos Aires, que por primera vez estamos generando los cambios estructurales pendientes", explicó el funcionario.

Continuar Leyendo

País

Dólar blue a $ 191 y marcó un nuevo record


El dólar blue tocó este jueves un nuevo valor récord para 2021, al ubicarse en $191 para la venta. Con una suba de $3, cerró su tercera jornada seguida de alza y acumula $5 en lo que va de octubre. 

Así, la brecha entre la cotización oficial mayorista ($99,4) y el paralelo supera el 90% —su mayor nivel en tres meses— mientras que la diferencia con la cotización oficial del Banco Nación ($104) ronda el 80%. 

Tras alcanzar su máximo nominal histórico en octubre de 2020, cuando llegó a $195, la divisa paralela comenzó a bajar hasta llegar al mínimo de $139 a principios de abril. Luego retomó una dinámica alcista y ahora se acerca nuevamente al pico que tocó el año pasado. 

Los dólares financieros, cuya cotización resulta de la compra y venta de acciones, también cerraron en alza este jueves. Ambos subieron 0,4% durante la jornada, acumulan 2,5% en lo que va del mes, y cotizan $179. 

La suba se explica por varios factores. Por un lado, la divisa suele tener mayor demanda en los períodos previos a las elecciones, en el que tanto los individuos particulares como las empresas buscan blindarse ante posibles cimbronazos. 

Según Mauro Mazza, analista de la sociedad bursátil Bull Markets, también se registró una demanda más sostenida por parte de los comerciantes que, ante el riesgo de desabastecimiento, comenzaron a proteger stocks. "Los que quieren comprar y tienen pesos se cubrieron con blue", dijo Mazza. 

La amenaza de faltantes fue mencionada ayer por el presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Mario Grinman, y replicada este jueves por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, luego de que el Gobierno anunciara el congelamiento de una canasta de 1.400 productos hasta enero de 2022. 

Tal como señala Guido Lorenzo, de LCG, también impacta en la conducta del mercado la expectativa de emisión de pesos, alentada por las medidas preelectorales del Frente de Todos, incluso cuando el "plan platita" no haya tomado la velocidad prevista. De hecho, el ministro de Economía, Martín Guzmán, consiguió llegar a octubre con un déficit de apenas 0,3%.

Continuar Leyendo

País

Se agudizan reclamos populares

Organizaciones piqueteras de izquierda llevan mas seis  horas de protestaban con un corte de tránsito en las subidas al Puente Pueyrredón desde la localidad de Avellaneda. Alrededor de las 17.30, liberaron la autopista y cruzaron a la Ciudad de Buenos Aires por el puente viejo: amenazan con acampar en la 9 de Julio.

La protesta encabezada por dirigentes y militantes del Polo Obrero-Tendencia y la Organización Revolucionaria del Pueblo, es en reclamo planes de empleo para desocupados en las obras públicas y asistencia de alimentos para comedores populares, entre otras demandas.

El piquete se concretaba en ambas subidas al Puente Pueyrredón desde Avellaneda, las que dan a las avenidas Mitre e Hipólito Yrigoyen, por lo que los conductores buscaban accesos alternativos para acceder a la Ciudad de Buenos Aires, por los Puentes Avellaneda o Victorino de la Plaza.

Ante esta situación, la división Tránsito de la Policía de la Ciudad preventivamente cerró el acceso desde la avenida 9 de Julio hacia la autopista 9 de Julio Sur por le corte en Avellaneda, así como también los ingresos desde Constitución y la conexión desde autopista 25 de Mayo.Justamente, la autopista 25 de Mayo presenta demoras entre Constitución y Parque Chacabuco en la mano que va hacia Huergo.

Pasadas las 17, los manifestantes esquivaron a los efectivos de las Policía Federal trasladándose unas cuadras hacia el Viejo Puente Pueyrredón, a la altura de la calle Vieytes. Por allí ingresaron a la Ciudad y comenzaron a marchar en dirección al centro, reveló el sitio Infobae.

El corte ocurre luego de que, en las últimas horas, el Gobierno consiguiera pactar una tregua con los movimientos sociales más duros, que exigen la apertura de los planes sociales, al menos hasta el próximo martes. Fue el ministro Juan Zabaleta quien se reunió con los piqueteros no alineados con la Casa Rosada.

Ese encuentro se desarrolló en la sede de Desarrollo Social y contó con la participación de miembros del Polo Obrero, MTR-Votamos Luchar, el Bloque Piquetero Nacional, MTR 12 de Abril, la Organización 17 de Noviembre y el MTL Rebelde. También asistieron dirigentes del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Movimiento de los Pueblos, Frente Darío Santillán-Corriente Plurinacional, FAR Marabunta, Federación de Organizaciones de Base, Barrios de Pie/Libres del Sur y el MST Teresa Vice, entre otros.

Durante la reunión, Zabaleta les ofreció a los movimientos sociales “avanzar en la compatibilización de programas sociales en empleo genuino” y les confirmó un “refuerzo” de la política alimentaria, según se informó oficialmente. También que “se incorporen a los diferentes programas de producción, construcción de playones multideportes como Mejor Barrio y urbanización de barrios populares”.

En ese marco, el ministro propuso realizar una reunión interministerial para la semana próxima con el objetivo de “avanzar en la compatibilización de programas sociales en empleo genuino y el abordaje integral de las problemáticas de género planteadas”.

Tras el cónclave, Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, y Silvia Saravia, de Barrios de Pie, aseguraron que el estado de “alerta y movilización” del Frente Piquetero sigue pero el acampe que estaba previsto sobre la avenida 9 de Julio se pospuso hasta la nueva reunión del martes próximo.

Telam/Infobae

Continuar Leyendo