Seguinos

Campo

El campo advierte que la política cambiaria debilita la confianza

16 de septiembre de 2020

El tema dólar vinculado a las economías regionales y la producción en general es complejo; en este contexto” Coninagro (Confederación Intercooperartiva Agropecuaria)  está preocupado por la situación de las exportaciones agropecuarias ya que necesitan un tipo de cambio único, competitivo y no discriminado en contra de la exportación.

Bajo el titulo “La política cambiaria debilita la confianza”, Coninagro  dio a conocer un comunicado en el cual señala que “es importante estabilizar la economía y dar señales claras para producir más”.

Para la entidad rural “las nuevas medidas tomadas por el Banco Central en principio no son las mejores, hasta se puede decir son peligrosas porque contribuyen a la gran crisis de confianza que existe. No es verdad que no hay dólares: los hay pero fuera del sistema y hay que generar incentivos para que ingresen, mantener el intervencionismo cambiario no generará ingreso de dólares al sistema. Al contrario, el mayor cepo puede reducir algo la demanda de dólares “ahorro” oficiales pero no genera ingreso de dólares al sistema”

Al respecto, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto dijo que: “no está de acuerdo con el atraso cambiario y se necesita tener reglas claras a favor de la producción y de la exportación. Las medidas anunciadas pueden aumentar la brecha cambiaria y esto genera un desaliento, debilita la confianza, con mayor lugar a la especulación y no a la producción”.

En este marco, como quedan pocas reservas hay que hacer que los dólares ocultos circulen. Esto produce lo contrario. Para los exportadores por su parte es un desaliento ya que mantiene el dólar oficial cuando todas las demás cotizaciones se elevarán. Es decir más brecha, más desincentivo para exportar y para liquidar.

En el tema financiamiento externo, escaso para Argentina, en momento de liquidez ilimitada, es otra oportunidad que perdemos, para invertir en proyectos que generen empleo, diversificación de la producción de todo el sector cooperativo e integración en cadenas de valor.

Si bien el camino no se conoce aún, si se observa un estrés cambiario y un ajuste; se busca atrasar lo inevitable restringiendo cantidades (más cepo) cuando hay un problema de precios (atraso).

ALGUNOS NÚMEROS

Además de mencionar el tema de la liquidez de esos dólares por parte de los exportadores, algo que comenzó hace varios meses con la campaña 2019/2020 que es la que prácticamente se ha terminado de cosechar en todo el país, tenemos que saber cuál es el camino. Si observamos el trigo, de la producción 19/20 algo menos de 20 millones de toneladas, los productores han vendido el 99% (dato al 2 de septiembre de 2020), comparativamente el año pasado a igual fecha era el 88%. En maíz, se ha vendido campaña 19/20 62%, más que el año pasado a igual fecha 59%. Para la soja, se llevan vendidas 30,8 millones de toneladas de unas 49millones estimadas de producción, un 63% igual que el año pasado.

En los tres principales granos producidos en la Argentina, trigo, maíz y soja, las ventas de la última campaña son mayores a la de la campaña previa, pero tenemos que analizar el costo de realizar la próxima campaña 20/21 de maíz y soja (los dos principales granos que hay que implantar entre este mes y enero 2021); allí suman aproximadamente 6 mil millones de dólares de insumos y labores.

El momento de uso es creciente desde septiembre a diciembre que hace el pico, esa necesidad de insumos para la próxima campaña en un contexto dónde no hay mucha oferta crediticia se financia en mayor medida con las ventas del saldo disponible de granos de la campaña anterior, lo que da un horizonte para proyectar las necesidades de venta.

Es un escenario no muy claro para el productor, pero por algunas variables como el tipo de cambio, el único cultivo (de los extensivos) que crece en superficie es soja, todos los demás pierden superficie (trigo, cebada, girasol, sorgo y maíz)

Estas razones tienen que ver con una enorme sumatoria de incertidumbres que tiene el sector productivo, que van desde medidas políticas (regulaciones, trabas, impuestos, etc.) costo de implantación, clima, etc. En este contexto los productores han vendido esta campaña más que la anterior a igual fecha, el saldo que resta por vender será moneda de cambio para implantar la próxima campaña. La expectativa de devaluación medida con Rofex marca que en junio 2021 el dólar rofex está en 106, contra 76 que está hoy, es decir un 52% en 9 meses. Si bien en un país con una expectativa de inflación del orden del 40 no es un número exagerado, no deja de ser un número importante. Mientras no se descomprima esto, actúa como un incentivo a retener. No quiere decir que los productores lo hagan necesariamente, ya que hay otras situaciones en el medio (ciclo productivo, etc.) pero es algo que debería mirarse para evitar incentivos a la demora en la liquidación. (Fuente www.rofex.com).

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.

Campo

Agricultura dice que no hay cepo a exportaciones de maíz

El Ministerio de Agricultura aseguró hoy que “las exportaciones de maíz están abiertas”, y destacó que “la Argentina va a exportar un récord histórico de 38,5 millones de toneladas” en la próxima campaña.

“No existe limitación ni cepo a la exportación de maíz, cuando la Argentina alcanzó un récord de exportación”, afirmó la subsecretaría de Mercados Agropecuarios en un comunicado.

Allí subrayó que “el productor rural tiene que tener la plena certeza de que es la base de esta cadena de valor y que en ningún momento se actuará con alguna medida que lo perjudique”.

Además, remarcó que “la Argentina se encamina a exportar un volumen histórico de maíz, superior a todo precedente, con una producción récord de 60,5 millones de toneladas, de las cuales 38,5 millones tienen como destino la exportación”.

Así puntualizó que “las exportaciones están abiertas”, y explicó que “la cartera decidió priorizar las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) fehacientemente respaldadas por compras físicas y con barcos nominados con fecha cierta”.

Al respecto, indicó que “esta decisión no tiene ninguna implicancia en los mercados de futuros, ya que sólo rige para la presente campaña comercial”, y señaló que “esto se aplica sólo para el maíz de la campaña 2020/2021”.

En cambio, afirmó que “las registraciones de la campaña 2021/2022 continúan de manera convencional”, y precisó que “ya lleva registradas DJVE por 6,12 millones de toneladas”.

“Recordamos que el ciclo de maíz comprende de marzo de un año -cuando se inicia la cosecha- a febrero del siguiente. En esta oportunidad, a falta de cinco meses para el inicio de la próxima cosecha, la exportación declaró íntegramente el saldo exportable de 38,5 millones de toneladas”, puntualizó Agricultura.

Indicó que “en total, nueve empresas exportan el 96% de este registro, con volúmenes individuales que van de 1,5 millones a 5,9 millones de toneladas”.

“Finalmente, para esta campaña 2021/2022 que se inicia, las estimaciones de siembra del Ministerio prevén una intención que superará los 10 millones de hectáreas”, remarcó Agricultura.

Continuar Leyendo

Campo

EL REGRESO

La Rural Predio Ferial de Buenos Aires anunció la vuelta de los eventos presenciales en sus instalaciones, con más de 30 ferias y exposiciones ya confirmadas que impulsarán la reactivación del sector y contribuirán a la economía de industrias afines, generando miles de oportunidades laborales.

Luego de meses de preparación y desplegando rigurosas medidas de seguridad, la compañía presentó un calendario de actividades para 2022, que prevé el retorno de eventos emblemáticos como la Exposición Rural, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, el Congreso Argentino de Cardiología; y se incorporan novedades como Busworld Latin América Buenos Aires, Argenplas, TecnoFidta, entre otras.

El director general de la compañía, Claudio Dowdall, afirmó en un comunicado que el predio tuvo “una pausa activa durante 15 meses para trabajar en los protocolos y demostrar que la industria ferial podía y debía volver”, y remarcó que “llegó el momento de poner en marcha el motor de un sector que tiene mucho para aportar al país”.

“Estamos profundamente entusiasmados y felices de volver a recibir a clientes, expositores y visitantes en un encuentro cara a cara, algo crucial para generar oportunidades de trabajo, para propiciar y dinamizar vínculos comerciales y oportunidades de nuevos negocios. Poder ofrecer un entorno seguro, preparado y pensado 100% para esos fines, es para nosotros una gran satisfacción”, indicó el ejecutivo.

La industria de ferias y exposiciones de la Argentina se ubicó en 2019 por primera vez en el primer puesto, como el país que realizó más congresos en todo Latinoamérica: 214 en total.

Ese mismo año se llevaron a cabo 7.743 reuniones, de las cuales 6.952 fueron congresos y convenciones; y 791 ferias y exposiciones.

El impacto económico de esta industria en 2019 fue de $ 35.948 millones y la generación de empleo entre directos e indirectos alcanza a los 300.000 puestos.

Continuar Leyendo

Campo

Cae el precio de la soja en Chicago y se complica el gobierno

La cotización de la oleaginosa bajó US$ 3,7 y se vende a US$ 454,3 por tonelada para noviembre, un valor que de todos modos es 50% más elevado que el de mediados de marzo de 2020.

Los futuros de soja operan hoy con pérdidas en el Mercado de Chicago y caen hasta su nivel más bajo en alrededor de nueve meses, debido a una menor la demanda del poroto estadounidense por parte de China, reportó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

La entidad agregó que “añade presión el reporte del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) de la semana pasada, que mostró un almacenamiento de soja por encima de lo esperado”.

La cotización de la oleaginosa baja US$ 3,7 y se vende a US$ 454,3 por tonelada para noviembre, un valor que de todos modos es 50% más elevado que el de mediados de marzo de 2020.

En ese marco el aceite de soja se vende a US$ 1.276,6 la tonelada, mientras la harina se ubica en US$ 357,5, ambos para octubre, valores muy por encima de los US$ 680 y los US$ 316, respectivamente, registrados en mayo del año pasado.

Los futuros de maíz, por su parte, cotizan en terreno negativo, presionados por una rueda de ventas técnicas de parte de los fondos de inversión.

El cereal cede US$ 1,1, hasta US$ 212,1 la tonelada para diciembre, precio 78% más elevado que el de fines de abril del año pasado.

Los futuros de trigo, por su parte, cotizan leves ganancias, luego de que el USDA reportara en su Informe Trimestral de Stocks que el nivel de almacenamiento del cereal en el país del norte es el más bajo en 14 años, indicó la BCR.

El grano avanza US$ 0,1, hasta US$ 277,4 la tonelada, también para diciembre, nivel que no registraba desde mediados de agosto y 64% más alto que el de comienzos de septiembre de 2020.

Continuar Leyendo