Seguinos

Campo

El campo advierte que la política cambiaria debilita la confianza

16 de septiembre de 2020

El tema dólar vinculado a las economías regionales y la producción en general es complejo; en este contexto” Coninagro (Confederación Intercooperartiva Agropecuaria)  está preocupado por la situación de las exportaciones agropecuarias ya que necesitan un tipo de cambio único, competitivo y no discriminado en contra de la exportación.

Bajo el titulo “La política cambiaria debilita la confianza”, Coninagro  dio a conocer un comunicado en el cual señala que “es importante estabilizar la economía y dar señales claras para producir más”.

Para la entidad rural “las nuevas medidas tomadas por el Banco Central en principio no son las mejores, hasta se puede decir son peligrosas porque contribuyen a la gran crisis de confianza que existe. No es verdad que no hay dólares: los hay pero fuera del sistema y hay que generar incentivos para que ingresen, mantener el intervencionismo cambiario no generará ingreso de dólares al sistema. Al contrario, el mayor cepo puede reducir algo la demanda de dólares “ahorro” oficiales pero no genera ingreso de dólares al sistema”

Al respecto, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto dijo que: “no está de acuerdo con el atraso cambiario y se necesita tener reglas claras a favor de la producción y de la exportación. Las medidas anunciadas pueden aumentar la brecha cambiaria y esto genera un desaliento, debilita la confianza, con mayor lugar a la especulación y no a la producción”.

En este marco, como quedan pocas reservas hay que hacer que los dólares ocultos circulen. Esto produce lo contrario. Para los exportadores por su parte es un desaliento ya que mantiene el dólar oficial cuando todas las demás cotizaciones se elevarán. Es decir más brecha, más desincentivo para exportar y para liquidar.

En el tema financiamiento externo, escaso para Argentina, en momento de liquidez ilimitada, es otra oportunidad que perdemos, para invertir en proyectos que generen empleo, diversificación de la producción de todo el sector cooperativo e integración en cadenas de valor.

Si bien el camino no se conoce aún, si se observa un estrés cambiario y un ajuste; se busca atrasar lo inevitable restringiendo cantidades (más cepo) cuando hay un problema de precios (atraso).

ALGUNOS NÚMEROS

Además de mencionar el tema de la liquidez de esos dólares por parte de los exportadores, algo que comenzó hace varios meses con la campaña 2019/2020 que es la que prácticamente se ha terminado de cosechar en todo el país, tenemos que saber cuál es el camino. Si observamos el trigo, de la producción 19/20 algo menos de 20 millones de toneladas, los productores han vendido el 99% (dato al 2 de septiembre de 2020), comparativamente el año pasado a igual fecha era el 88%. En maíz, se ha vendido campaña 19/20 62%, más que el año pasado a igual fecha 59%. Para la soja, se llevan vendidas 30,8 millones de toneladas de unas 49millones estimadas de producción, un 63% igual que el año pasado.

En los tres principales granos producidos en la Argentina, trigo, maíz y soja, las ventas de la última campaña son mayores a la de la campaña previa, pero tenemos que analizar el costo de realizar la próxima campaña 20/21 de maíz y soja (los dos principales granos que hay que implantar entre este mes y enero 2021); allí suman aproximadamente 6 mil millones de dólares de insumos y labores.

El momento de uso es creciente desde septiembre a diciembre que hace el pico, esa necesidad de insumos para la próxima campaña en un contexto dónde no hay mucha oferta crediticia se financia en mayor medida con las ventas del saldo disponible de granos de la campaña anterior, lo que da un horizonte para proyectar las necesidades de venta.

Es un escenario no muy claro para el productor, pero por algunas variables como el tipo de cambio, el único cultivo (de los extensivos) que crece en superficie es soja, todos los demás pierden superficie (trigo, cebada, girasol, sorgo y maíz)

Estas razones tienen que ver con una enorme sumatoria de incertidumbres que tiene el sector productivo, que van desde medidas políticas (regulaciones, trabas, impuestos, etc.) costo de implantación, clima, etc. En este contexto los productores han vendido esta campaña más que la anterior a igual fecha, el saldo que resta por vender será moneda de cambio para implantar la próxima campaña. La expectativa de devaluación medida con Rofex marca que en junio 2021 el dólar rofex está en 106, contra 76 que está hoy, es decir un 52% en 9 meses. Si bien en un país con una expectativa de inflación del orden del 40 no es un número exagerado, no deja de ser un número importante. Mientras no se descomprima esto, actúa como un incentivo a retener. No quiere decir que los productores lo hagan necesariamente, ya que hay otras situaciones en el medio (ciclo productivo, etc.) pero es algo que debería mirarse para evitar incentivos a la demora en la liquidación. (Fuente www.rofex.com).

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.

Campo

La exportación de trigo caería 48% por la sequía

Las exportaciones  de trigo de la campaña 2022/23 caerían 48% respecto al anterior ciclo como consecuencia del impacto productivo de la sequía y las heladas tardías, y se resignaría así el ingreso de u$s 2.221 millones, estimó ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Tras el último recorte realizado por la entidad bursátil a 11,8 millones de toneladas, también se ajustó la proyección de exportaciones de 8,9 a siete millones de toneladas, aunque si se toma en cuenta el volumen despachado en 2022, la merma sería de 7,5 millones de toneladas.

De esta manera, las exportaciones de esta campaña se ubicarán en u$s 2.379 millones frente a los u$s 4.600 millones que se embarcaron en la 2021/22.

A la vez, “si comparamos la evolución de las exportaciones de trigo valuadas en dólares a lo largo de los últimos 10 años, vemos que las exportaciones de la 2022/23 es la más baja de los últimos tres años”, señaló la BCR.

Por otro lado, el informe de la entidad bursátil marcó que el ajuste productivo llevó a “un stock final que se reduce a más de la mitad en comparación al ciclo actual”, por lo cual la relación entre el consumo y las existencias queda definida en un 10%.

Esto generará una situación más ajustada para el abastecimiento de cara al empalme de cosechas del próximo año. Este ratio es el más bajo desde la campaña 2016/17.

Esta situación de fuertes recortes productivos se da con mayor fuerza en la zona núcleo, donde la pérdida estimada para los productores asciende a u$s 650 millones, considerando un rinde promedio de 15 qq/ha y 391.000 hectáreas de superficie perdida.

Por un lado, estos u$s 650 millones se componen del valor de la pérdida adjudicada a las hectáreas perdidas (no cosechadas) debido a los efectos adversos del clima que se estiman en u$s 307 millones; mientras que el efecto de una baja en el rinde efectivo y la consecuente caída del margen bruto registrado en las 920.000 hectáreas restantes suman otros u$s343 millones.

Continuar Leyendo

Campo

Piden declarar la emergencia agropecuaria por la sequía

Tras conocerse la decisión de la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la provincia de Buenos Aires que recomienda la declaración del Estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario por sequía, la Mesa Nacional Agropecuaria de la Coalición Cívica envió una carta al secretario de Agricultura de la Nación, Juan José Bahillo, en la que le solicita que su cartera adopte la misma medida para permitir a los productores de todo el país acceder a los beneficios que otorga la ley.

A raíz de esta situación climática producto de la falta de lluvia, a la que se suma el fenómeno de heladas tardías que afectan el desarrollo del trigo, la cebada y los cultivos de invierno; el gobierno de la provincia de Buenos Aires, tras el reclamo de la oposición, declaró la emergencia y/o desastre agropecuario en municipios del interior bonaerense.

Desde la CC le solicitan al Gobierno nacional que “contemple la situación que vive el sector en los impuestos nacionales”.

“Estudios realizados en el noroeste de la provincia, y que compara la campaña actual con la anterior, exhibe una reducción en el área sembrada de trigo en el orden del 35%. Hoy se estima un rinde promedio a la actualidad de 1200 kilos por hectárea, a diferencia de los 3900 del año pasado”; explican desde la mesa agropecuaria de la CC.

“Esta situación reduce miles de toneladas de producción dentro de la provincia de Buenos Aires, que sin dudas repercutirán negativamente en la economía de los productores que invierten y arriesgan, como también del Estado, que perderá capacidad recaudatoria”, añaden.

La Mesa Agropecuaria de la CC señala que “en el mismo territorio bonaerense, el promedio histórico de esa zona respecto de lluvia caída es de 1007 mm en el año, la campaña pasada el promedio fue de 675 mm y en la actual, hasta principios de octubre, el acumulado era de 405 mm, es decir, muy por debajo de los promedios, con un fuerte impacto sobre los cultivos y el suelo”.

“Es necesario que el Gobierno nacional dé una respuesta al agro y que entienda que la situación es catastrófica. El Estado debe acompañar al campo cuando más lo necesita y no sólo acudir al sector cuando le aprieta el zapato, con el objetivo de esquilmarlo con impuestos”, concluyeron.

Continuar Leyendo

Campo

‘AgroCultura: el campo en tu vida’

Un grupo de entidades referentes del sector agropecuario, acaban de presentar una interesante y simpática iniciativa. Se trata de la campaña “AgroCultura: el campo en tu vida” que invita a sumergirse en el mundo del campo argentino a través de la web www.elcampoentuvida.com.ar, para conocer más de cerca a quienes trabajan en él y cómo lo hacen.

“Tomar un mate calentito a la mañana, ponerse una remera de algodón recién planchada, dar un paseo en auto o comer un tomate de la huerta. Todos tenemos un pedacito de campo en nuestra vida, incluso cuando no lo vemos”, señala el primer párrafo de la gacetilla de prensa recientemente difundida.

“La campaña AgroCultura: el campo en tu vida nos invita a sumergirnos en el mundo del campo argentino a través de la web www.elcampoentuvida.com.ar, para conocer más de cerca a quienes trabajan en él y cómo lo hacen”, agrega el comunicado.

¿De qué se trata?

Según explican sus promotores, se trata de “un proyecto informativo, positivo y diverso, que busca integrar miradas y crecer con nuevas ideas. AgroCultura celebra la diversidad, el diálogo y el encuentro. Intenta hablar desde la empatía, entendiendo que hay muchas inquietudes y también desconocimiento de cómo se trabaja en el campo”.

“Hoy se perciben muchos cambios en las tendencias de producción y consumo“, agregan. “Por eso, distintas instituciones nos unimos para contar nuevas historias, sin prejuicios y con la mente abierta, entendiendo que las diferencias nos potencian y el respeto nos une. Estamos convencidos de que hay diversas formas de producción y consumo; y que todas pueden convivir”.

Dinàmica e interactiva

En “AgroCultura: el campo en tu vida” los visitantes encontrarán notas de referentes en tecnología, cocina, nutrición, alimentos, bebidas y mucho más. También habrá posteos e historias que unen campo y ciudad, listas para compartir y ser escuchadas en redes sociales.

“Todos los días, desde que te levantás hasta que te vas a dormir, te cruzás con un pedacito de campo. Descubrí cómo el agro llega a todos nosotros en www.elcampoentuvida.com.ar y compartinos tus ideas con el hashtag #ElCampoEnTuVida”.

 ¿Quiénes integran el proyecto?

Conforman este proyecto Aapresid, ABOPA, AcSoja, AEPA, AFoA, ArgenBio, ArgenTrigo, Asagir, Barbechando, Bolsa de Cereales de Buenos Aires, CAENA, CampoLimpio, CAPA, Casafe, Ciafa, Coninagro, CRA, FAA, Maizar, Periodistas Agroalimentarios de la Ciudad de Buenos Aires, Red Mujeres Rurales, UIA y UIPBA.

Elina Ribot - Prensa Aapresid/ El ABC Rural

Continuar Leyendo